06 jul 2020

Ir a contenido

PUBLICACIÓN EN EL BOE

Entrada libre de embarcaciones de recreo pero prohibición de cruceros internacionales

El marco legal perlmite la llegada de embarcaciones de recreo extranjeras aunque no tengan su puerto base en España

El sector náutico recuerda que el uso de barcos privados es una de las alternativas turísticas más seguras

Eduardo López Alonso

Embarcaciones de recreo en el puerto de Barcelona. 

Embarcaciones de recreo en el puerto de Barcelona. 

El Gobierno ha decidido mantener la restricción de entrada en puertos españoles de los buques de pasajeros tipo cruceros procedentes de cualquier puerto, según recoge este sábado el 'Boletín Oficial del Estado' (BOE). No obstante, el Ministerio de Sanidad podrá excepcionalmente levantar las restricciones para la llegada de este tipo de navieras, que deberán ser autorizadas. En todo caso, desde el Ejecutivo han insistido en que "se adoptarán todas las medidas necesarias de control sanitario para evitar que supongan un riesgo para la población del país". En contraste, las embarcaciones de recreo sí tienen la posibilidad de arribar a puertos españoles. Por ello, se modifica la Orden TMA/419/2020, de 18 de mayo, para permitir la entrada en un puerto español de buques o embarcaciones de recreo extranjeras aunque no tuvieran su puerto de estancia en España.

El sector náutico, a través de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), ha impulsado en las últimas semanas una campaña para promocionar el uso de embarcaciones privadas para este verano, ante el convencimiento de que es una de las alternativas más seguras. La navegación de recreo, al estar en un barco en medio del mar, al aire libre, "se plantea como una alternativa de vacaciones que permite cumplir fácilmente con los requisitos que las autoridades sanitarias exigen durante la pandemia", defienden en la patronal. Ciertamente, en un barco tienes distancia social, puedes navegar con tu familia con la que convives, con grupos reducidos y además, si te aprovisionas, puedes estar durante días sin entrar en contacto con otras personas, fondeando tranquilamente en calas o pequeños puertos. 

Protocolos

El sector náutico ha desarrollado su propio protocolo y empezó la desescalada en fase I, de forma gradual. De la mano de las principales asociaciones del sector -CEACNA (Confederación Española de Clubes Náuticos), ANEN (Asociación Nacional de Empresas Náuticas), AEGY (Asociación Española de Grandes Yates), ANAVRE (Asociación de Navegantes de Recreo)- han diseñado un protocolo propio que desean compartir con sus empresas asociadas, con el sector náutico empresarial, operadores de puertos deportivos, clubes náuticos y usuarios.

Este protocolo marco del sector náutico, compatible con el que está elaborando el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) por encargo de la Secretaría de Estado de Turismo, para el sector náutico-turístico, con la participación de las asociaciones sectoriales indicadas supone un punto de partida, y su contenido deberá adaptarse a las instrucciones sanitarias que, en función de la evolución de la pandemia, dictaminen las autoridades.

Protección

El protocolo establece procesos homogéneos de higienización de instalaciones, la protección de trabajadores y también ofrecer a los usuarios información y recomendaciones para que puedan conocer con antelación normas básicas de comportamiento cuando acudan a las instalaciones y a las embarcaciones.

Para ello, se han incluido en el documento ejemplos de material informativo y cartelería recomendada, para su exposición en establecimientos e instalaciones náuticas. El protocolo también incluye recomendaciones para empresas de alquiler de embarcaciones, buques y artefactos flotantes y de playa, escuelas de deportes náuticos y actividades náuticas, así como establecimientos para la venta y comercialización de embarcaciones y su
equipamiento.