conflicto

Calma chicha en el Cercle d'Economia

La Fundació y la junta directiva de la entidad acuerdan "profundiza en el trabajo conjunto"

Ambas entitades tratan de zanjar la crisis que ha generado el "estilo de gestión" de Javier Faus

Javier Faus. 

Javier Faus.  / JOAN MONFORT

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Paz. Por ahora. O calma chicha, que puede presagiar una tormenta o quizás bonanza. El patronato de la Fundació Cercle d'Economia se reunirá este jueves, adelantando el encuentro que tenían previsto para el próximo lunes, para zanjar la crisis abierta con el prestigioso foro de opinión que le da nombre, a raíz de la gestión llevada a cabo durante el último año por su presidente, Javier Faus, que fue elegido el pasado 24 de julio. 

En todo caso, ante el terremoto que ha supuesto que se conocieran la discrepancias existentes, la Fundació,  en cuyo patronato hay expresidentes del Cercle, como Antón Costas, que lo encabeza, además de Juan José Brugera, Antoni Brufau, Salvador Alemany, Carles Tusquets, Pedro Fontana y Josep Piqué, entre otros; y la junta directiva del Cercle han emitido una nota conjunta en la que abogan por "profundizar en  su "trabajo conjunto" y favorecer "la renovación" promovida por Faus. 

En todo caso la junta del Cercle mantiene "la firme voluntad" en el contexto de crisis actual de "proseguir su tarea con la pluralidad de ideas y cohesión interna" que han caracterizado al Cercle desde su creación en 1958. La junta de Faus se aviene a llevar a cabo sus planes de renovación "respetando los criterios fundamentales que han permitido a la entidad desarrollarse desde su fundación".       

Previamente, a esta comunicación con la que se prentende frenar una posible espiral de dimes y diretes, Costas, presidente de la Fundació; y Faus mantuvieron el martes una reunión de más de una hora en la que el segundo se comprometió a cambiar su manera de hacer y a tener en cuenta a los expresidentes, según fuentes conocedoras del encuentro. Según los mismos portavoces, la reunión sirvió "para dar salida al desencuentro", con el compromiso de "respetar y preservar" el legado de la entidad.

Costas había reprochado a Faus que marginara a la Fundació y a los expresidentes, que conforman una especie de 'Senado' que guía a la entidad y a los que se tiene en cuenta para cuestiones como, por ejemplo, la elección de presidente. En declaraciones a el periódico, Faus, a la vez que recuerda que es un presidente elegido democráticamente y que  cuenta con el respaldo "unánime" de su junta, admite que "consultará más" a sus predecedores, pero sin poner en riesgo el compromiso de renovar la entidad.   

El objetivo ahora es que las aguas vuelvan a su cauce después de la tormenta desatada por las críticas a la gestión de Faus, al que se acusa por parte de expresidentes y socios del Cercle de llevar una gestión "presidencialista y personalista", alejada de lo habitual en la institución. Le acusaban de hacer "perder el sentido institucional a la entidad" así como su relevancia e influencia en la situación actual de crisis sanitaria y económica.

Noticias relacionadas

En cabeza de los críticos se situó Brugera, presidente de Colonial, antecesor y quien propuso a Faus para relevarle en la presidencia del Cercle. Ahora la intención es que se calme el ambiente y frenar cualquier tentativa de promover candidaturas al Cercle, donde no están previstas unas próximas elecciones hasta dentro de dos años y no suele concurrir más de una candidatura, muchas veces encabezada por quienes ya son vicepresidentes, aunque no siempre es así, como en el cao de Faus. En la actualidad los vicepresidentes son Jordi Gual (presidente de CaixaBank) y Marc Puig ( presidente del Grupo Puig y desde el pasado 4 de junio, del Instituto de la Empresa Familiar).

En este clima de crisis, Faus convocó ayer mismo de forma telemática y apresurada a su junta directiva, de la que logró arrancar su total apoyo. Entre los miembros de la junt están, además de Faus y los dos vicepresidentes citados Luca de Meo (econsejero delegado de Seat y próximo m,áximo directivo de Renault), Núria Mas (Iese y Banco de España), José Manuel González-Páramo, Mercé Conesa (Port de Barcelona), Alfonso Rodés (presidente de Havas Media Group), Jaume Guardiola (Banc Sabadell)  y Jordi Hereu (exalcalde de Barelona), entre otros.