09 jul 2020

Ir a contenido

DATOS DEL MINISTERIO

El empleo vuelve a crecer con casi 100.000 afiliados más en mayo

El aumento del paro se modera pero los desempleados han subido en 26.573 personas en el quinto mes

Casi 400.000 trabajadores se han reincorporado ya a su puesto tras un expediente de regulación temporal

Sara Ledo

Colas en una oficina de empleo en Bilbao.

Colas en una oficina de empleo en Bilbao. / LUIS TEJIDO/EFE

El inicio de la desescalada se ha reflejado en el mercado laboral. El mes de mayo se estrena con 97.462 afiliados más a la Seguridad Social de media en el mes de mayo, hasta un total de 18,5 millones (si se toma el dato del último día del mes de mayo, como se ha hecho en los meses de marzo y abril, el aumento de la afiliación es todavía mayor, con más de 187.814 afiliados nuevos a la Seguridad Social). El paro aumenta en 26.573 personas respecto al mes anterior, hasta los 3,8 millones de parados, pero con un ritmo de crecimiento mensual que se ralentiza respecto a los meses anteriores, según las cifras publicadas este martes por el ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. "Percibimos una recuperación quizás incluso más acelerada de lo que podríamos esperar hace un mes y medio", ha asegurado el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo. 

Unos datos en los que no computan los cerca de 2,9 millones de afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (erte) total o parcial de los cuales 2,6 millones eran ertes por fuerza mayor, una figura que ha servido de amortiguador al provocar la contención de muchos despidos y que ha tenido su máximo a finales de abril con 3,5 millones de personas en esta situación. Así, a finales de mayo cerca de 387.815 personas pasaron de una situación de inactividad por erte a una situación de actividad. Es el saldo resultante de las 457.909 personas se han reincorporado a su trabajo, hasta cerrar mayo con 2,99 millones de personas con erte total o parcial (2,6 son ertes por fuerza mayor) y las 70.094 personas se han visto incluidas en un erte no por fuerza mayor. 

Es decir, cerca de 600.000 trabajadores, entre nuevos afiliados y trabajadores que han dejado el erte, se han incorporado a la actividad. "En los últimos días percibimos una ligera aceleración de la recuperación. Si somos capaces de transmitir confianza pensamos que eso podría producir una aceleración de la incorporación a la actividad", ha asegurado el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo.

Después de dos meses horribles para el empleo, el mercado laboral empieza a crecer. En marzo se registraron 840.000 afiliados a la Seguridad Social menos y 300.000 parados más, mientras abril cerró con 49.074 afiliados a la Seguridad Social menos y 282.891 parados más. Entonces, se usaban los datos a cierre de mes y no de la media para hacer comparaciones, puesto que el impacto del coronavirus se empezó a notar a partir de 12 de marzo. Si se toma el dato del último día del mes de mayo, el aumento de la afiliación es todavía mayor con más de 180.000 afiliados más a la Seguridad Social.

En cuanto al paro, aunque el ritmo mensual de crecimiento se ha ralentizado frente a los meses anteriores, la subida de mayo de este año es la más alta registrada nunca en este mes dentro la serie histórica. Supera en más de 11.000 personas el que hasta ahora era el único y mayor repunte de un mes de mayo: el de 2008, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en 15.000 personas. Si se analiza el efecto de la pandemia por coronavirus en los tres meses (la evolución desde el 12 de marzo hasta final de mayo), se observa un saldo negativo de 760.082 afiliados a la Seguridad Social.

Construcción e industria tiran del empleo

Hasta el 31 de mayo, el desempleo ha descendido fuertemente en la construcción (23.717 parados menos) en línea con lo que ha ocurrido en el incremento de la afiliación (52.890) y la industria, con 262 parados menos. El paro sube de forma insignificante en la agricultura con 710 parados más que se ha mantenido estable durante la crisis, gracias a medidas como la contratación de trabajadores en recogida de fruta de hueso. Así, el sector servicios sigue siendo el más afectado con 40.784 demandantes más de empleo, aunque se trata de una quinta parte de lo que venía ocurriendo en los meses anteriores.

En cuanto al género, el paro femenino sigue creciendo con 39.000 mujeres más en paro, mientras el masculino se ha reducido en 13.000 personas, precisamente porque los sectores más recuperados son "claramente" masculinizados, mientras el desempleo juvenil ha seguido decreciendo, aunque menos que en los últimos meses. "Nos da pautas sobre como es imprescindible en las políticas públicas superar estas brechas", ha asegurado Pérez del Rey. 

Contraste entre comunidades

El paro ha crecido en Catalunya en 15.339 personas durante el mes de mayo (+3,28%), lo que representa una subida algo menor que en los meses anteriores --del 5,52% en marzo y del 12,17% en abril--, y el número total de desempleados se ha situado en los 483.149. Según ha informado este martes el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el paro ha subido en diez comunidades autónomas, aunque en ninguna más de un 3,5%. Catalunya ha sido la que registrado el mayor aumento en términos absolutos, seguida de Madrid (+14.336) y Canarias (+6.093). En el ámbito contrario, siete comunidades, junto con Melilla, han reducido el paro: Extremadura, Castilla y La Mancha, La Rioja, Andalucía, Aragón, Galicia y Murcia, por el peso del sector primario. 

Casi 6 millones de prestaciones

En el mes de mayo la cifra total de prestaciones abonadas por parte del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ascendió a 5,9 millones de personas, de las que 791.921 son nuevas prestaciones. Aquí se incluyen las prestaciones por desempleo y los afectados por un erte, incluidos los que regresaron total o parcialmente a la actividad durante el mes de mayo. El importe total abonado asciende a 5.121 millones de euros. Se trata de la nómina más alta pagada por el SEPE, por encima del máximo de febrero de 2010 que se situó en 2.984 millones de eruos y de 600 millones más que en el mes de abril de este año. 

Fallos en el cobro de los erte

Enre los días 16 de marzo y 31 mayo, el SEPE reconoce 3,8 millones de prestaciones por erte "que ya están abonadas gracias al convenio firmado por el Ministerio de Trabajo y las entidades financieras", según Trabajo. En la distribución por comunidades autónomas destaca Catalunya, con 751.578, seguida de Andalucía, Madrid, Valencia y Canarias. Extremadura, Cantabria, La Rioja, Ceuta y Melilla son las comunidades con menos ertes. El SEPE ha reconocido el 98,5% del total de prestaciones solicidadas, es decir, prácticamente la totalidad. El resto se debe, según Pérez Rey, a que "siguen entrando nuevos expedientes" y a errores administrativos como mala numeración de la cuenta del beneficiario prestación o dificultades en el DNI que ralentizan el reconocimiento de prestaciones. El ministerio ha publicado una nota aclaratoria sobre posibles errores en la página web del SEPE, aunque no se detallan las soluciones. 

Empleadas del hogar, sin cobrar

El ministerio ha registrado, hasta este lunes, 27.815 solicitudes de el subsidio extraordinario para empleadas del hogar, puesta en marcha a finales del mes de marzo. Sin embargo, la mayoría de beneficiarios todavía no han recibido esta prestación y no lo harán hasta el próximo mes de julio, según ha explicado en rueda de prensa el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez del Rey. "No sabemos a ciencia cierta qué beneficiarios de las prestaciones acceden a recibir el anticipo de las entidades financieras, algunas ya están en el marco de ese convenio, pero la mayoría lo recibirán el mes que viene", dijo.

El Gobierno fomentará el teletrabajo

El ministerio de Trabajo ha elaborado un borrador para "potenciar y fomentar el teletrabajo en el futuro", después de la buena acogida que ha tenido esta fórmula de empleo durante la crisis sanitaria del coronavirus que ha llevado a millones de trabajadores a realizar sus tareas diarias desde su propia casa. "Tenemos un borrador bastante desarrollado que trabajamos de manera intensa y, aunque no tenemos fecha de cuándo se incorporará a los carriles legislativos habituales, lo que pretendemos es dar respuesta a las necesidades que la crisis ha generado sobre esta forma de trabajar", ha asegurado Pérez Rey.