03 jul 2020

Ir a contenido

HISTORIAS MÍNIMAS

La pista de la biocontención porcina

CARME ESCALES

Planta de biocontención de Tauste, en Zaragoza, en la que trabajan conjuntamente la empresa de transporte Cosculluela y Piensos Costa.

Planta de biocontención de Tauste, en Zaragoza, en la que trabajan conjuntamente la empresa de transporte Cosculluela y Piensos Costa. / OPP GROUP

A principios de los 90, el veterinario y empresario Joan Sanmartín se asoció con el patólogo y catedrático de Minnesota Carlos Pijoan para diseñar juntos modelos de producción porcina, en línea con lo que, intuían, acabaría llegando: la prioridad del bienestar animal como mejor garantía de alimentación saludable para las personas, y la atención al medioambiente. Sobre ese triángulo nacen y se alimenta hoy a los cerdos de las mejores granjas, ejemplares en Europa, también productivamente.

Una simple idea como punto de partida, que la parte limpia de la explotación ganadera sea siempre y en todo momento la granja, era la obsesión de ambos socios,  asesores de empresarios ganaderos del sector porcino. Por ello potenciaron la creación de una trentena de granjas de cerdas madre con producción de 1500 a 2000 lechones por semana de un único origen, evitando así el transporte de diversa procedencia del ganado desde donde nace hasta donde se engorda, un viaje que solía cruzar diferentes países. Frenando la importación, creció el control sanitario.

Patente en 62 países

En aquel cambio de modelo productivo anidaba ya la idea con la que hoy Sanmartín y su equipo abren mercado con una nueva línea de negocio: la termodesinfección del transporte de ganado. Eliminan al máximo el riesgo de contagio de virus y bacterias en los inevitables viajes de animales de la granja al matadero o de una granja a otra. Han ingeniado un sistema de termodesinfección a 72º de temperatura durante 20 a 30 minutos, para inactivar los patógenos que puedan quedar en el espacio en el que viajan los cerdos. Su método, DrySyst, lo han patentado en 62 países y ha recibido el premio europeo del sector porcino, EUPig 2020, que los convierte en referentes del control de las medidas de biocontención de la peste porcina africana.

Con Castanyé carrocererías de aluminio, OPP Group creó la empresa Techtrans para montar plantas de desinfección de camiones. La primera, creada en Sant Pere de Torelló, en el 2016 con el apoyo del CDTI y en el 2019 una en Tauste (Zaragoza). El pasado año, el Port de Barcelona los contrató para montar una para desinfección de madera en el puerto. “A 56º, huevo, larva y mosquito bajo la corteza se eliminan”, precisa Joan Sanmartín. En Rusia, cinco plantas de OPP Group aseguran que no entre la peste porcina africana.

El Covid-19 ha despertado el interés por el DrySyst de empresas de transporte público y privado de personas. Un estudio encargado al IRTA, con el que OPP Group colabora, confirma la inactivación del 99,99% del coronavirus en superficies aplicando durante 7,5 minutos 65 grados, valores que el DrySyst logra. Por ello, Sanmartín y su equipo trabajan ahora su adaptación para aplicarla a vagones de tren o metro, autobuses o tiendas. OPP Group son 6 empresas, factura 18 millones de euros y ocupa a unas 60 personas.

Pioneros en tecnología agraria

OPP Group puso en marcha en Albesa (La Noguera) la primera granja estatal totalmente tecnológica. Premiada varias veces, Albesa Ramadera monitoriza todos los parámetros de la producción, incluso la desinfección del transporte.