05 jul 2020

Ir a contenido

EL NEGOCIO DE LAS AUTOPISTAS

El Gobierno avanza en su plan para eliminar los peajes en la AP7 y la AP2

El Ministerio de Transportes ha puesto en marcha un estudio para valorar la supresión en estas dos vías gestionadas por Abertis que acaban su concesión en agosto de 2021

El trabajo, valorado en 538.466 euros, tiene por objetivo evaluar las soluciones para las obras que se deberían realizar una vez el Estado recupere el control de las vías rápidas

Xavier Pérez

La AP-7 a su paso por San Joan a la altura de Parets del Vallés.

La AP-7 a su paso por San Joan a la altura de Parets del Vallés. / JULIO CARBÓ

Unos 450 kilómetros de las autopistas AP7 y AP2 que estos momentos gestiona Abertis en Catalunya dejarán de tener peaje, a priori, a finales de agosto de 2021. La expiración del periodo de concesión que supondrá el regreso al control del Estado de las dos vías rápidas a un año y poco vista, ha hecho que desde el Ministerio de Transportes se pongan manos a la obra para decidir cuáles serán las mejores opciones para el futuro.

El ministerio que dirige José Luis Ábalos ha formalizado un contrato por valor de 538.466 euros con el fin de elaborar un estudio de tráfico y movilidad del entorno viaro de los dos tramos afectados por peajes en las vías de Abertis, el de la AP2 Zaragoza-El Vendrell y el de la AP7 de Tarragona a La Jonquera. De esta forma se liberaría de pago la práctica totalidad del corredor mediterráneo, y se ampliaría la gratuidad de buena parte del eje Madrid-Barcelona.

Esta nueva recuperación de una autopista se une a la que en el año 2018 ya se llevó a cabo en el tramo de la AP1 entre Burgos y Armiñón (Alava) y, recientemente, el tramo de la AP7 entre Tarragona y Alicante, y el Sevilla-Cádiz de la AP4 (estas dos últimas concesiones también en manos de Abertis). El volumen de tráfico de los dos tramos de pago que se someterán a estudio es de los más elevados del Estado, con unos 9.670 coches diarios el de la AP2 y entre 39.000 y 47.500 vehículos el de la AP7.

La intención del estudio encagado por Transportes, que lleva por nombre "Estudio previo sobre distribución de demanda de tráfico tras supresión de peaje en AP-2 Zaragoza-El Vendrell y AP-7 Tarragona-La Jonquera y necesidad de actuaciones en la Red de Carreteras del Estado",  es conseguir determinar las soluciones más adecuadas para las obras y actuaciones que se tengan que llevar a cabo para "acomodar la demanda tras la prevista redistribucion de los tráficos una vez se levanten los peajes" en ese retorno a la titularidad estatal.

Entre las propuestas deberán figurar tanto si es preciso la remodelación de los enlaces viarios existentes o si hay que planificar otros nuevos en su nueva integración a la red de carreteras.

Temas Abertis