18 sep 2020

Ir a contenido

impacto de la pandemia

El tráfico de mercancías cayó el 11,7% en el puerto de Barcelona hasta abril

El cierre de las plantas de Nissan amenaza con agudizar la reducción de actividad en los próximos meses

El movimiento de contenedores con origen y destino en la ciudad aguanta el desplome del comercio internacional al caer solo un 2,5%

Eduardo López Alonso

Zona de almacén para los contenedores del puerto de Barcelona

Zona de almacén para los contenedores del puerto de Barcelona / Danny Caminal

El puerto de Barcelona movió 19,6 millones de toneladas en los cuatro primeros meses del año, lo que supuso una caída del 11,7% respecto del mismo periodo del 2019. El impacto negativo que la pandemia mundial del coronavirus está teniendo en la economía se deja notar ya con claridad en los diversos tipos de tráficos, aunque el sector del automóvil es el que sufre más el golpe por el cierre de las factorías, con una caída del 35,3% entre enero y en abril, lo que supuso un movimiento de 173.501 unidades. El anunciado cierre de las plantas de Nissan amenaza con agudizar todavía más la situación de reducción del tráfico general en el futuro. Los vehículos de esta marca japonesa llegaron a suponer una cuarta parte del tráfico de vehículos con origen o destino desde el puerto de Barcelona. 

El tráfico de contenedores del puerto sufrió un descenso del 16,2% (944.203 TEU). Este descenso está protagonizado principalmente por los tránsitos (-30,2%). En cambio, los contenedores llenos de import-export aguantaron el frenazo del comercio internacional y cayeron solo el 2,5%, "aunque los flujos de comercio están lejos de estabilizarse" reconocen en fuentes de la dirección de Port de Barcelona. En el acumulado enero-abril, los contenedores llenos de exportación registraron un crecimiento del 2% y los llenos de importación bajaron el 5,6%.

Los contenedores llenos de importación en el mes de marzo registraron una caída pronunciada del tráfico (-18,9%) debido, principalmente, al cierre de las fábricas asiáticas. En cambio, una vez la pandemia ha ido disminuyendo en Asia y las fábricas han podido servir los pedidos que tenían pendientes, el descenso del mes de abril es solo del 2,8%.

En el caso de los contenedores llenos de exportación, la evolución es a la inversa. Si bien en el mes de marzo la exportación todavía crecía a buen ritmo (+ 8,8%), los tráficos de abril se vieron perjudicados por el paro en seco de la actividad industrial en Europa y los contenedores llenos de exportación bajaron un 6,9%, una tendencia que se dejará notar también en los tráficos del mes de mayo.

En cuanto a los graneles líquidos y sólidos, en el primer caso se han movido 4,7 millones de toneladas, registrando un descenso del 9,7%. En cuanto a los sólidos, suman 1,3 millones de toneladas (-9,1%).

En el caso del tráfico de pasajeros, la prohibición de entrada a los puertos de España de cruceros y de buques de pasaje procedentes de Italia, vigentes desde el 15 y el 13 de marzo respectivamente, y la imposibilidad de viajar a las Baleares por el confinamiento, ha hecho que este caiga a mínimos. En el caso de los cruceros, el descenso acumulado hasta abril es del 64% (198.842 pasajeros) y del 51,7% en el caso de los ferris (164.451passatgers).