14 ago 2020

Ir a contenido

EMPRENDEDORES

El fondo sueco EQT se hace con Freepik, el 'google español' de las imágenes

Expertos del sector cuantifican la operación en más de 200 millones de euros

La start-up malagueña alcanza una media de 110 millones de descargas mensuales

Julia Camacho

En la imagen, Pablo Blanes, Alejandro Sánchez y Joaquin Cuenca, cofundadores de Freepik Company.

En la imagen, Pablo Blanes, Alejandro Sánchez y Joaquin Cuenca, cofundadores de Freepik Company.

El fondo de inversión EQT ha cerrado la compra de la participación mayoritaria de Freepik Company, la empresa referente internacional en contenidos visuales digitales y considerada por muchos el ‘google español’ de las imágenes. Fuentes del sector cifran la venta en más de 200 millones de euros, convirtiéndose así en una de las mayores adquisiciones de start-ups de España en los últimos años. Con esta operación, la compañía con sede en Málaga espera dar el salto y consolidarse en mercados de mayor volumen como Asia o Estados Unidos.

Eran varios los fondos que pretendían a la tecnológica española, pero finalmente ha sido la gestora sueca, con 26 años de trayectoria y una amplia experiencia en el desarrollo de empresas del sector, quien se ha llevado el gato al agua. Según explican desde Freepik los tres cofundadores, Pablo Blanes, Alejandro Sánchez y Joaquín Cuenca, mantendrán una parte minoritaria y seguirán al frente de la gestión estratégica y desarrollo internacional de la start-up.

Freepik Company empezó su andadura en 2010 con recursos propios y el pasado año cerró una facturación de 31 millones de euros. Los datos de los últimos años apabullan a propios y extraños, no en vano Financial Times la situó como una de las 1.000 empresas que más han crecido en Europa durante cuatro años consecutivos. Cuenca, además, ya sabía lo que es vincularse a los grandes del sector, dado que su empresa Panoramio fue la primera compra que hizo Google en España, sentando las bases para el entonces incipiente Google Maps.

Crecimiento durante la pandemina

En la actualidad, la compañía de diseño gráfico referente en microstock cuenta con 32 millones de usuarios únicos al mes, una media de 110 millones de descargas mensuales y un portfolio de más de 10 millones de recursos gráficos disponibles gracias a una plantilla de 233 empleados (aumentó un 20% durante el confinamiento) y más de 400 colaboradores externos repartidos por todo el planeta. Por eso, era cuestión de tiempo que los inversores llamaran a su puerta. Una tentación a la que se resistían alegando que la propia rentabilidad del negocio, basado inicialmente en una gratuidad de la oferta que dio paso al cobro de contenidos premium, les permitía un buen ritmo de crecimiento con sus propios fondos.

Ahora, sus perspectivas de futuro han cambiado, y desde Freepik se plantean impulsar su expansión internacional. Una operación que ni siquiera la pandemia mundial ha sido capaz de parar. “Queremos expandirnos en el mercado estadounidense y en los mercados de Asia Oriental, y sabemos que el alcance que tiene EQT en buscadores, IA y marketing, serán claves para penetrar en ellos”, explica Cuenca. El objetivo, no obstante, será mantener el mismo espíritu, “conseguir que contenidos creativos de calidad estén al alcance de cualquier persona. Si hacemos felices a nuestros usuarios, todo lo demás va llegando y nuestro plan es llevar esta idea a una escala sin precedentes”.

En este sentido, Alejandro Sánchez concede que “dispondremos ahora de más recursos económicos y humanos, con los que desarrollaremos nuevos productos y servicios”. Además, la inyección de capital permitirá “reforzar nuestra posición en la industria del stock y también en cada segmento” de negocio, desde las ilustraciones, fotos y PSD’s (con Freepik), los iconos personalizables (Flaticon) y las plantillas editables Google Slides y Powerpoint (Slidesgo).