26 oct 2020

Ir a contenido

pacto

Sánchez cede a Euskadi y Navarra la gestión del ingreso mínimo vital

El Gobierno pacta con el PNV una cesión que los nacionalistas vascos desvinculan de la prórroga del estado de alarma

Sánchez y Ortuzar firman un acuerdo para la investidura

Sánchez y Ortuzar firman un acuerdo para la investidura / JOSE LUIS ROCA

Pedro Sánchez vueve a tentar a los nacionalistas vascos para tratar de garantizarse apoyos de cara a una sexta y última prórroga del estado de alarma. El Gobierno ha firmado un acuerdo con el PNV para transferir la gestión del ingreso mínimo vital (IMV) que se aprobará el próximo viernes, a Euskadi y Navarra, con fecha límite del 31 de octubre de 2020 para materializar el traspaso, según ha informado el partido nacionalista en un comunicado.

Según el acuerdo alcanzado, el Gobierno español se compromete a realizar dicho traspaso antes de la fecha citada a través de los acuerdos pertinentes que se adopten en la correspondiente Comisión Mixta de Transferencias. El pacto establece que la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral Navarra asuman las funciones y los servicios correspondientes al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) en relación al ingreso mínimo vital "en razón de la especificidad que supone la existencia de Haciendas Forales" en esas comunidades autónomas. 

El PNV, que ha sido esencial para sacar adelante las sucesivas prórrogas del estado de alarma, se compromete a votar a favor de la convalidación del real decreto en el Congreso de los Diputados. A su vez ha considerado que el acuerdo supone "un logro político en un contexto de tentaciones recentralizadoras".  El texto de su acuerdo con el Gobierno español será incorporado al Real Decreto Ley por el que se apruebe el ingreso mínimo vital. 

Sin embargo, el PNV desvincula este pacto de la votación de la prórroga del estado de alarma, y también del polémico acuerdo al que llegó el Gobierno con EH Bildu -sus principales rivales en las elecciones vascas, que se celebrarán el 12 de julio- sobre la reforma laboral. En palabras de Aitor Esteban, portavoz del grupo vasco en el Congreso, el pacto sobre el ingreso mínimo vital se ha ido fraguando "durante muchas semanas".

Según el texto acordado, el decreto ley que establecerá dicho ingreso "como una renta base y no complementaria a la que puedan implementar con normativa propia" comunidades Autónomas según sus competencias, deberá contener una disposición adicional recogiendo el pacto sobre la transferencia.

Las partes han acordado que hasta la materialización del traspaso al País Vasco y a Navarra las administraciones competentes del Estado y de la Comunidad Autónoma interesada acordarán mediante un convenio una encomienda de gestión para realizar las actuaciones que permitan atender a los beneficiarios de la medida.

Según ha valorado el PNV, este acuerdo "refuerza la bilateralidad Estado-CAV y Estado-Nafarroa y apuntala el autogobierno de los territorios históricos" y "se ampara en la especificidad de las Haciendas Forales".  La formación nacionalista ha señalado que con lo pactado se encauzan, además, los posibles conflictos jurídicos que podían derivarse "de la colisión" del ingreso mínimo vital con la renta de garantía de ingresos (RGI) vasca o la renta garantizada navarra. 
 

Temas PNV Gobierno