06 ago 2020

Ir a contenido

REAL DECRETO

El Gobierno amplía a cuatro meses el plazo para aplazar impuestos sin intereses

Los sectores de actividad reclaman ayudas a la inversión en un ejercicio que arrojará pérdidas para la mayoría

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. / MONCLOA / EFE

El Gobierno ha ampliado a cuatro meses (un mes más) el plazo para ingresar impuestos por los contribuyentes sin intereses de demora en los aplazamientos tributarios motivados por el impacto de la covid-19, según el nuevo real  decreto con medidas urgentes en materia económica aprobado este martes por el Consejo de Ministros. Así lo ha trasladado la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha indicado que se trata de un decreto que prorroga algunas normas ya aprobadas, como la ampliación del aplazamiento de impuestos sin intereses, y que adopta medidas "transversales" en cinco ámbitos económicos diferentes.

Las ayudas al pago de impuestos, su retraso o las exenciones fiscales a las inversiones en investigación y desarrollo son propuestas generales en todos los sectores durante estos días. Precisamente, este martes la asociación de empresas exportadoras Amec ha reclamado en una reunión en el Ministerio de Industria apoyo a la investigación mediante ayudas fiscales. En general, la idea es que si las empresas no tienen beneficios este año no podrán deducirse todo el esfuerzo inversor que han realizado durante el ejercicio. Lo mismo pasa en sectores vinculados al comercio o la restauración, que han afrontado elevadas inversiones para adaptar sus infraestructuras a las nuevas exigencias sanitarias. El presidente de la patronal Cecot, Antoni Abad, reclamó que las moratorias de los impuestos a las que tendrá que hacer frente el tejido empresarial en breve se pospongan "como mínimo" hasta octubre. El objetivo debería ser, en su opinión, "facilitar" la tesorería de las empresas y autónomos que, además de estas tasas, deberán hacer frente a las pagas extras y las vacaciones del mes de julio.

En cuanto al aplazamiento fiscal, Montero ha recordado este martes que el Gobierno ya aprobó el aplazamiento de impuestos de hasta 30.000 euros para pymes y autónomos durante seis meses, los tres primeros sin pago de intereses, que ahora se amplían a cuatro. "Se trata de una medida de alivio importante", indicó la ministra. Asimismo, apuntó que hasta el día de ayer se habían presentado 1.016.688 solicitudes de aplazamiento de impuestos, que han beneficiado a 638.652 autónomos y pymes, por un importe conjunto que supera los 3.031 millones de euros.

En materia fiscal, junto con la ampliación a cuatro meses del plazo para pagar impuestos sin intereses, el decreto contempla también distintas aclaraciones sobre la presentación del impuesto sobre Sociedades, de tal manera que las sociedades que no hayan podido aprobar sus cuentas anuales antes de acabar el plazo como consecuencia del covid-19, lo puedan presentar con las cuentas anuales disponibles en ese momento.

Temas Impuestos