31 may 2020

Ir a contenido

36 Reunión del Cercle

El Cercle d'Economia pide ayudas "ágiles y prolongadas"

El presidente de la organización solicitó claridad al Gobierno en sus medidas

Faus llama a las empresas a no solo maximizar el valor para los accionistas

Sara Ledo

El Cercle d'Economia pide ayudas "ágiles y prolongadas"

El Cercle d’Economia apuesta por medidas sociales, laborales y de incentivo que sean «ágiles, sostenible y prolongadas» en el corto plazo para hacer frente a la emergencia económica y social producirá en el tejido productivo.

Así lo planteó el presidente de la organización catalana, Javier Faus, en la sesión online inaugural de la 36 Reunió del Cercle d'Economia que contó con la presencia de la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, y el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, en la que mostró su preocupación por los escenarios a corto y medio plazo para la economía española en términos de PIB, desempleo y emergencia social.

«Una empresa cerrada significa la pérdida de puestos de trabajo y más pobreza, solicitamos más confianza en las empresas», advirtió Faus que reclamó huir de las dicotomías que enfrentan a la salud a la economía, a la Unión Europea y a los estados y a la visión diaria con la de largo plazo para generar esa confianza. «El deseo de abrir la economía cuanto antes es legítimo, pero basado en hechos, datos y estrategia y bien comunicado», dijo, antes de pedir al Gobierno «más claridad» porque hay medidas que, a su juicio, «siguen generando confusión».

Para el presidente del Cercle es necesario elaborar medidas «ágiles, sostenibles y mantenidas» en el corto plazo para dar respuesta a esta crisis, pero en el medio se debe apostar por una «verdadera» política industrial entendiendo la industria en un sentido amplio, desde los sectores «pioneros» hasta los tradicionales. «España necesita una estrategia a medio y largo plazo, una estrategia de crecimiento sostenible que elimine desigualdades, precariedad y desequilibrios», propuso.

Faus aboga por incrementar la inversión pública y privada en tres sectores clave, el sistema de salud, tanto en el ámbito público b Faus llama a las empresas a no solo maximizar el valor para los accionistas como en el apoyo de iniciativas privadas que desarrollan nuevas técnicas, la industria verde y la digitalización. «Hay que invertir más y mejor», añadió. España, destina a I+D+I el 1,2% del PIB, se sitúa lejos del 2% de la OCDE y del 3,1% de Alemania, Japón o Suiza. «Defendemos una política industrial ambiciosa que revierta en un país más productivo, elemento imprescindible para salir de esta crisis», añadió.

El presidente del Cercle desde el pasado mes de julio encomendó a las administraciones a ayudar en esta tarea hacia una economía más digital y sostenible con un pacto de estado «que debe incluir su necesaria financiación». «Es hora de trabajar en un mayor acercamiento político, aparcar diferencias y encontrar consensos», advirtió en relación al momento actual de crispación política. No obstante, no solo a los políticos lazó un mensaje Faus, sino también a sus colegas empresarios a quienes instó a crear empresas más digitalizadas, más capacitadas y con empleos que no sean precarios. «El propósito de las empresas no puede ser solo maximizar el valor para los accionistas», avisó.

Es el momento de Europa, a juicio del empresario catalán, «ahora o nunca» se debe poner en marcha una política europea ambiciosa con una unión «que demuestre a los ciudadanos que estas instituciones son también suyas». Faus, quien aboga por evitar la llamada Europa de las dos velocidades aumentando la brecha entre el norte y sur, quiso, no obstante, mandar un mensaje de «optimismo y confianza» ante la pandemia: «De las crisis surgen oportunidades», concluyó.