31 may 2020

Ir a contenido

Bruselas recomienda a España reforzar la protección del empleo e invertir más en sanidad

La Comisión Europea no pide nuevos ajustes pero advierte de que deberán aplicar políticas fiscales "prudentes" tras el covid-19

Las recomendaciones económicas alertan de que la crisis aumentará el nivel de pobreza y exclusión social especialmente de familias con hijos

Silvia Martinez

Banderas de la Unión Europea ondean frente al edificio de la Comisión Europea, en Bruselas.

Banderas de la Unión Europea ondean frente al edificio de la Comisión Europea, en Bruselas. / YVES HERMAN (REUTERS)

La celeridad y el grado de recuperación de la economía europea dependerá del control de un virus para el que todavía no hay vacuna. De ahí la importancia que da Bruselas a tres prioridades urgentes: invertir en sanidadproteger el empleo y apoyar a las empresas. Tres sugerencias que también dirige a España en sus recomendaciones por país adoptadas este miércoles y en las que alerta de posible repunte de la pobreza y la exclusión social así como de "deficiencias" estructurales del sistema de salud. Según la Comisión Europea, el Gobierno español debe tomar “todas las medidas necesarias” para responder con eficacia a la pandemia, apoyar la recuperación, reforzar las medidas contra el paro y a favor del empleo y garantizar liquidez para las pymes.

Se trata de las primeras recomendaciones que presenta Bruselas desde el estallido de la crisis del coronavirus y la activación de la cláusula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que ha dejado en suspenso la aplicación de los dos criterios que deben cumplir los gobiernos de la Eurozona: un déficit público por debajo del 3% del PIB y una deuda pública inferior al 60%. Por ello, por primera vez no se exige ningún ajuste presupuestario concreto ni se abre ningún procedimiento de infracción pese al galopante déficit y deuda pública en la UE y que en el caso español, según las últimas previsiones de la Comisión Europea, se disparará hasta el 10,1% del PIB y el 115,6% en 2020

"Estas recomendaciones reflejan una situación sin precedentes. Las prioridades hoy deben ser reforzar la sanidad, aportar a los trabajadores y salvar nuestras empresas", ha defendido el comisario de asuntos económicos, Paolo Gentiloni, que ha subrayado que en estas circunstancias es imposible plantear la apertura de ningún procedimiento de infracción contra ningún Estado miembro y que lo que deben hacer los gobiernos ahora es gastar para apoyar una recuperación sostenida. "No tenemos una fecha específica a día de hoy porque estamos hablando de un nivel de incertidumbre económica elevado" pero "una vez que tengamos las condiciones necesarias por supuesto que la clausula se desactiva", ha explicado el vicepresidente, Valdis Dombrovskis.

Déficits en el sistema sanitario

En el caso de España, Bruselas pone el acento en que tendrá que tomar "todas las medidas necesarias para abordar eficazmente la pandemia, sostener la economía y apoyar la recuperación posterior” ya que "las medidas adoptadas para detener la propagación del virus" podrían resultar "en una pérdida del 9,4% del PIB este año” con un impacto desigual entre las regiones, en función de su dependencia sobre el turismo, como por ejemplo Andalucía, Baleares o Islas Canarias donde uno de cada cuatro empleos están vinculados al sector. Aún así, "cuando las condiciones económicas lo permitan", el Gobierno de Pedro Sánchez deberá empezar a aplicar de nuevo "políticas fiscales" dirigidas a lograr "posiciones fiscales prudentes a medio plazo y garantizar la sostenibilidad de la deuda al tiempo que impulsa la inversión".

Además, también tendrá que fortalecer la capacidad y resiliencia del sistema de sanidad que pese a los niveles de inversiones comparativamente bajos ha logrado buenos resultados. "El estallido de la pandemia de covid19 ha ejercido una presión sin precedentes sobre el sistema y ha revelado su vulnerabilidad a las crisis", avisa la Comisión que reclama "medidas inmediatas" para reforzar las capacidades en cuanto a trabajadores, productos médicos críticos e infraestructuras. 

"La pandemia ha revelado problemas estructurales existentes, algunos de los cuales se derivan de ciertas deficiencias en la inversión en infraestructuras físicas y deficiencias en la contratación y las condiciones de trabajo de los trabajadores de la salud", reprocha la Comisión que también alerta de la existencia de "disparidades regionales" en términos de gasto, recursos físicos y personal, así como la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno que no siempre es efectiva. En este ámbito, Bruselas también pone el foco en la situación en las residencias de ancianos y advierte que su acceso a atención médica y social, incluidas las urgencias hospitalarias y los cuidados intensivos, debe garantizarse. 

Proteger el empleo y liquidez para las pymes

El paquete de recomendaciones también urge al Gobierno a mantener los sistemas de protección como los ertes para apoyar el empleo, incentivar la contratación y formación de trabajadores, reforzar la protección contra el paro, mejorar la cobertura y suficiencia de los sistemas de renta mínima y apoyo a las familias así como el acceso al aprendizaje digital por la crisis disparará el desempleo. "Esta crisis probablemente aumentará los elevados niveles de pobreza y exclusión social en España, especialmente entre las familias con hijos", advierte el análisis realizado por la Comisión que recuerda que ya en 2019 España era el país de la UE con el nivel medio más bajo en cuanto a ayudas por hijo y donde el sistema de protección está orientado hacia las personas mayores. "El difícil contexto económico y social resultante de la pandemia requiere en cambio una solidaridad intergeneracional en favor de las generaciones más jóvenes", sostiene Bruselas. 

En cuanto al apoyo a las empresas, la Comisión reclama medidas efectivas para garantizar liquidez a las pequeñas y medianas empresas así como a autónomos, incluso evitando el retraso en los pagos, y recomienda adelantar la puesta en marcha de proyectos de inversión pública y promover la inversión privada para reactivar la economía sin perder de vista las nuevas prioridades de la UE en transición ecológica y digital. "Para evitar quiebras evitables, se han adoptado con urgencia algunas medidas para proporcionar liquidez a las empresas a través de préstamos y garantías, con el foco en las pymes y los sectores que se verán más afectados por la crisis, como el turismo. Estas medidas deben ser implementadas de manera eficiente y rápida", recomienda la Comisión. Por último, la Comisión recomienda a España que debe mejorar la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno y fortalecer el marco de contratación pública para apoyar la recuperación de manera eficiente.

Recomendaciones alineadas con España

Según ha valorado el Gobierno español, las nuevas recomendaciones de Bruselas están "muy alineadas" con la agenda de política económica del gobierno que asegura recuperará la senda de reducción de déficit y deuda pública tan pronto como regrese "al crecimiento económico". Mientras tanto, fuentes del Ejecutivo sostienen que España ha dado "una respuesta decidida a la emergencia sanitaria, con un refuerzo del sistema de salud y de las capacidades estratégicas de personal, incluyendo material e infraestructura sanitaria", tal y como pide Bruselas. Y lo mismo en materia económica y social, "con medidas de apoyo a la liquidez del tejido productivo, especialmente destinada a pymes y autónomos" así como un "impulso de la inversión, pública y privada, centrándonos en los objetivos de transición ecológica y digital, I+D, el impulso de la energía, tratamiento de aguas, gestión de residuos y transporte sostenible". Según las mismas fuentes, España ha reforzado la coordinación con las Comunidades Autónomas y el sistema de contratación pública para apoyar la recuperación económica.