01 nov 2020

Ir a contenido

Energía

El Gobierno prevé lanzar nuevas subastas renovables este año

El Ejecutivo no descarta establecer objetivos más ambiciosos ante la crisis del coronavirus

La Ley de Cambio Climático elimina de su redacción el objetivo de 3.000 megavatios anuales en subasta

El Periódico

Generadores eólicos instalados en el municipio de Villalba dels Arcs, en la Terra Alta.

Generadores eólicos instalados en el municipio de Villalba dels Arcs, en la Terra Alta. / JOAN PUIG

El Gobierno prevé lanzar este año nuevas subastas renovables bajo un nuevo marco que permite al consumidor eléctrico aprovecharse del precio más barato de estas tecnologías y no descarta ser más ambicioso de inicio en sus objetivos de desarrollo de proyectos 'verdes' para ayudar a la recuperación económica ante la crisis por la pandemia del Covid-19.

El Consejo de Ministros aprobará este martes la Ley de Cambio Climático y Transición Energética para su remisión a las Cortes. Un texto que se diferencia de los anteproyectos anteriores en que excluye de su redacción las subastas renovables. El ministerio fijó un objetivo mínimo de 3.000 megavatios anuales de licitación hasta 2030, que este texto no recoge.

Según fuentes gubernamentales, el hecho de que el texto no introduzca un número concreto de megavatios a desarrollar se debe a una decisión jurídica, tras el dictamen del Consejo de Estado que recomendó no adoptar unos objetivos definidos en una norma muy a largo plazo porque no tenía sentido fijar en una ley una cifra que se puede modificar en función de la realidades en cada momento.

No obstante, la intención del departamento que dirige Teresa Ribera mantiene su intención de lanzar este año 2020 las nuevas subastas de renovables, que serían las primeras desde el año 2017, a pesar de la crisis del coronavirus. De hecho, Transición Ecológica incluso se plantea realizar un esfuerzo mayor en estos primeros años de la década para contribuir a la recuperación económica tras la crisis por la pandemia del coronavirus.

El Gobierno definirá un nuevo modelo de subastas, que actualice el actual, diseñado en un momento en que las renovables eran más caras que las alternativas fósiles con un marco más simple que permitirá al consumidor aprovecharse de forma directa del precio más barato de las renovables, y dejando atrás las llamadas primas, por lo que se recibirá un precio estable a largo plazo y que la mayoría del tiempo va a estar por debajo del precio del mercado, señalaron las mismas fuentes.

Nuevas subastas

En las nuevas subastas que pondrá en marcha el Ejecutivo, el producto a subastar será la energía eléctrica, la potencia instalada o una combinación de ambas y la variable sobre la que se ofertará será el precio de retribución de dicha energía. Además, se podrá distinguir entre distintas tecnologías de generación en función de sus características técnicas, niveles de gestionabilidad, criterios de localización, madurez tecnológica y aquellos otros que garanticen la transición hacia una economía descarbonizada, de acuerdo con la normativa comunitaria, destaca el documento que aprobará el Ejecutivo.