Junta de accionistas

Brufau pide un plan renove para apoyar al automóvil convencional e híbrido

El presidente de Repsol reclama apostar por la industria nacional y europea para impulsar la economía

Antoni Brufau. 

Antoni Brufau.  / JOSÉ LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de Repsol, Antoni Brufau, ha reclamado un pacto la industria como el mejor mecanismo para "salir lo antes posible de la recesión que desencadenará la crisis sanitaria" del coronavirus. Brufau ha reclamado apoyo específico para la industria del automóvil con la puesta en marcha de un Plan Renove "focalizado en el tipo y gamas de vehículo que más se fabrican en España, convencionales e híbridos".

"Se deben eliminar incertidumbres regulatorias que perjudican a la toma de decisiones y al consumo", ha expresado el presidente de la petrolera durante la junta de accionistas de la compañía que se ha celebrado este viernes de forma telemática. En su discurso ha señalado que la apuesta por los motores convencionales e híbridos es la forma más eficiente para reducir emisiones de CO2 y mejorar la calidad del aire.

El consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, ha añadido que la pandemia apunta a un mayor uso del coche individual, tras el cierre de fronteras actual y la crisis evidente de las aerolíneas ante el distanciamiento social. "Con esta crisis corremos el riesgo de que envejezca más el parque de automóviles –tiene una edad de 12,5 años de media— por eso pedimos un plan renove que apueste por los coches que se fabriquen en España, utilizando tecnologías maduras y no aquellas que no están maduras que utilizan los clientes de más alto valor y que son pagados por los impuestos de todos", ha señalado Imaz.

Industria nacional

Noticias relacionadas

Brufau ha defendido en su discurso a la industria española y europea como la mejor forma para salir lo antes posible de la crisis económica que se avecina, un sector caracterizado por su competitividad, "pero también por generar los puestos de trabajo más estables y mejor pagados" que cuenta con "una inversión en tecnología e investigación y desarrollo mucho más elevada que los demás segmentos económicos". "Sin industria es muy difícil que afloren la investigación, el desarrollo tecnológico y el diseño", ha remarcado.  

El presidente de Repsol ha apuntado que, aquellos países que han apostado por una industria moderna y digitalizada, cuentan con ventajas competitivas claras, y ha puesto el ejemplo de AlemaniaCorea del Sur o la República Checa, "en los que el PIB industrial, junto con los servicios de alto valor (ingeniería, I+D, consultoría...), ha crecido". Además, ha alertado de la importancia de las exportaciones "ante la debilidad de la demanda interna" para sacar al país de la crisis, una válvula que no se debe, a su juicio, menoscabar "con excesiva o inadecuada regulación".