21 oct 2020

Ir a contenido

día del trabajador

Entre los balcones y las redes: los sindicatos celebran un Primero de Mayo bajo techo

Será la primera vez en desde la recuperación de la democracia en España que los manifestantes no llenen las calles para defender sus derechos

CCOO y UGT llaman a rendir un homenaje a los trabajadores de los servicios esenciales que luchan contra la pandemia

Gabriel Ubieto

Primero de Mayo atípico. De las calles a los balcones. / JOSÉ LUIS ROCA

El Primero de Mayo del 2020 será el primero en décadas en el que los trabajadores de toda España no salen a las calles a reivindicar el Día Internacional del Trabajo. El coronavirus ha obligado que, por primera vez desde la reinstauración de la democracia, los diferentes sindicatos tendrán que trasladar sus tradicionales marchas, cánticos y proclamas a los balcones y a las redes sociales. Un Primero de Mayo atípico en todo el mundo y que en España la mayoría de las centrales han dedicado a reconocer la labor de los profesionales de aquellos servicios esenciales que están ejerciendo desde la primera línea de combate contra el virus.

CCOO y UGT han planteado un Primero de Mayo bajo techo y dedicado a "los trabajadores que han mantenido el latido de España", según los ha definido el secretario general de CCOO, Unai Sordo; en una rueda de prensa telemática este viernes. A los sanitarios, enfermeros, celadores, agricultores, jornaleros, transportistas, trabajadores de la logística, cajeras, reponedores y a los empleados de los servicios fúnebres y un extenso etcétera que ha enumerado su homólogo de UGT, Pepe Álvarez. 'Hashtags' como #1deMayo, #EstaCrisisNoLaPagamos, #OtroModeloEsNecesario o #OrgulloDeClase han sido 'trending topic' durante la mañana de este viernes con mensajes reivindicativos para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores.

Los líderes de las centrales con representación mayoritaria han alabado los aplausos que les dirige a estos trabajadores parte de la ciudadanía cada tarde a las ocho. No obstante, han exigido al Gobierno que de esta crisis los sanitarios y demás empleados púbicos tienen que salir con mejores condiciones laborales y mas recursos. "No podemos salir de la crisis con recortes, sino con OPEs [Ofertas Públicas de Empleo]", ha declarado Sordo.

El sector público, que engloba desde los sanitarios hasta los trabajadores de las oficinas de empleo que tramitan las prestaciones para los parados o afectados por ertes, llega a la crisis del coronavirus lastrado por altos índices de temporalidad. Superiores estos incluso a los registrados en el sector privado. Más de uno de cada cuatro empleados por la administración tenían un contrato eventual en el primer trimestre del 2020; porcentaje especialmente elevado entre las mujeres, donde alcanza a una de cada tres; según los últimos datos del INE. Entre las generaciones más jóvenes la temporalidad alcanza cotas de hasta el 70%, como es el caso de las personas entre 25 y 29 años. La cronificación de la interinidad en el sector público ha provocado que el TJUE sentenciara contra el Reino de España por un abuso sistemático de la temporalidad en sus administraciones.

Aumentar el blindaje para la nueva normalidad

Sordo y Álvarez no han obviado en sus parlamentos el mazazo que está suponiendo y supondrá para el mercado laboral del país la pandemia del coronavirus. Casi un millón de empleos se cobró la pandemia en el mes de marzo y las previsiones del Gobierno hechas públicas este mismo viernes por la vicepresidenta Nadia Calviño ahondan en ese escenario de pérdidas de millones de puestos de trabajo. El Ejecutivo estima que la tasa de paro ascenderá este año al 19%, cuando el primer trimestre lo cerró en el 14,4% y con 3,2 millones de desempleados. Lo que significa que el mercado laboral retrocederá a niveles del 2016, cuando había en España 4,6 millones de parados; según datos del INE.

Al margen de los empleos que la crisis del covid-19 pueda destruir en el medio-largo plazo, la incógnita más acuciante actualmente es que sucederá con los más de cuatro millones de trabajadores que se encuentran en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). "Es indiscutible que si no hubiéramos puesto en pie la figura de los ertes, la destrucción de empleo en España hoy se contaría por millones", ha sostenido el máximo dirigente de CCOO. Para ello las centrales han instado una vez más al Gobierno a concretar en los próximos días una propuesta para acompasar las suspensiones (y el blindaje garantizado desde la tesorería de la Seguridad Social) al proceso de desescalada. 

Otro elemento que Álvarez ha sacado a la palestra en su intervención es la puesta en marcha del ingreso mínimo vital; anunciado este por el Gobierno para mediados de este mes. El máximo dirigente de UGT ha abogado por una aplicación inmediata de este subsidio, abogando por una fórmula transitoria. Una vía descartada desde el Ejecutivo. "No hay que esperar a la ley, se puede hacer provisionalmente. La ley traerá un debate mucho más importante y no será fácil hacerla en poco tiempo", ha declarado.

Unai Sordo y Pepe Álvarez tienen previsto celebrar a las 12.00 horas tendrán un homenaje con los trabajadores de los servicios esenciales. A las 13.30 horas se dará comienzo a la manifestación online. La jornada de reivindicación concluirá con un concierto, que se celebrará de 17.00 a 20.00 horas y culminará con los aplausos a los sanitarios. El concierto, que se podrá seguir en las redes y webs de CCOO y UGT, contará con la participación de artistas como Rozalén, Marwan o Efecto Mariposa.