13 ago 2020

Ir a contenido

MEDIOAMBIENTE

La industria alerta de importaciones ilegales de gases HFC

Los gases fluorados incrementan las emisiones y lastran a las empresas que cumplen las cuotas anticontaminación de la UE

Eduardo López Alonso

Una ’boina’ de contaminación cubre la ciudad de Barcelona.

Una ’boina’ de contaminación cubre la ciudad de Barcelona. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

La industria química alerta de las importaciones ilegales de gases con efecto invernadero. Desde el Comité Técnico Europeo de Fluorocarbonos (EFCTC) –perteneciente al Consejo Europeo de Federaciones de la Industria Química (CEFIC)- han mostrado su preocupación por la incidencia creciente del comercio ilegal de gases fluorados en Europa, con elevada influencia en las emisiones de CO2 a la atmósfera. Ese comercio se realiza al margen de las cuotas de importaciones establecidas por la UE a través de la regulación F-Gas. Según Kroll, firma especializada en investigaciones corporativas, se han recibido más de 200 denuncias en toda Europa en el último año, 14 de las cuales provienen de España.

La cifra de denuncias es elevada y según la industria son una fracción de los fraudes. Ese tipo de gases de importación se utilizan en sistemas de refrigeración. Casi una quinta parte del total de denuncias  (18,5%) provienen de Italia, una sexta parte (15%) de Polonia y uno de cada diez (9,5%) de Alemania. Además, se notificaron casos de fraude desde más de 20 mercados más, lo que pone de relieve la amplitud del problema en toda Europa.

La mayoría de las denuncias están vinculadas con los gases HFC R-134a, R-404A y R-410A, que se utilizan en sistemas de refrigeración de casas, supermercados, aires acondicionados o transportes, y con cilindros ilegales no recargables (prohibidos en Europa). Ambos se suelen vender 'on line' a través de plataformas de comercio electrónico. Además de las recientes incautaciones en Bulgaria e Italia, en base a las denuncias notificadas, Kroll ha interpuesto 444 demandas para eliminar páginas web con productos ilegales procedentes de 15 plataformas de comercio electrónico diferentes, entre ellas eBay, OLX y MarktPlaats.

La investigación de Kroll ha identificado los principales tipos de comercio ilícito de gases fluorados y que finalmente se comercializan de forma ilegal en la UE fuera del sistema de cuotas. También se detecta un incremento de mercancías declaradas en aduanas, pero para las que el importador no tiene cuota medioambiental para el uso de esos gases.

Los HFC son gases hidrofluorocarburos con alto potencial de calentamiento global y larga permanencia en la atmósfera. En Europa la normativa F-Gas, que entró en vigor en el 2015, estableció que se eliminasen progresivamente hasta el 2030, pero las importaciones ilegales hacen difícil alcanzar el objetivo de reducción del 80% para esa fecha. El impacto ambiental de estos gases se representa en kg de CO2 emitidos. Por ejemplo, cada kilo emitido de gas R-134A equivale a expulsar a la atmósfera 1.200 toneladas de CO2, y un 1kg de R-404 el equivalente de unas 4.000 toneladas de CO2, según fuentes del sector.