06 ago 2020

Ir a contenido

IMPUESTOS

Los economistas anticipan un déficit de hasta el 15% por efecto del coronavirus

El Consejo General de Economistas de España defiende posponer el cierre de la campaña del IRPF hasta finales de julio

Reclaman medidas para reactivar la economía y que contribuyan a reducir el "estrés fiscal"

Eduardo López Alonso

Valentí Pich, presidente del Consejo General de Economistas.  

Valentí Pich, presidente del Consejo General de Economistas.  

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) –órgano especializado en asesoramiento fiscal del Consejo General de Economistas de España– calcula que la crisis del coronavirus y las medidas fiscales adoptadas causarán un "socavón" en las cuentas públicas equivalente a al menos el 12% del PIB, más de 182.000 millones de euros, con una caída del PIB del 5%. Pero reconocen que el impacto será mayor, hasta el 15% o 16% del PIB si la caída del PIB aumenta en tres puntos más, por ejemplo. Valentí Pich, presidente del Consejo General de Economistas de España, ha manifestado que ante la actual situación se requieren del Gobierno"propuestas sensatas y realistas y arrimar todos el hombro" y reconoció que es "difícil todavía evaluar el impacto en el déficit". Sobre la conveniencia de prolongar el plazo para hacer la declaración de la renta, Pich opinó que "sería razonable", en función de cómo evolucione la situación de la pandemia, alargar la presentación del IRPF "quizá hasta finales de julio".

El Consejo General de Economistas ha analizado la evolución de la recaudación tributaria desde el inicio de la pasada crisis financiera hasta el año pasado y también el impacto de las moratorias en la presentación de impuestos. En opinión de Pich existe una gran incertidumbre sobre como será la recuperación, tanto en términos de consumo como en cuestiones financieras (posibilidad de eurobonos). Todo ello hace que la cuantificación en el impacto "puede ser mayor), en función de las medidas fiscales especiales que puedan definirse en un futuro inmediato. "Existe demasiado estrés fiscal en estos momentos, y eso no es bueno", dijo Pich, por lo que es necesario "más orden y premura" en la toma de decisiones para reactivar la economía, especialmente en sectores muy dañados como el turismo. 

En opinión de los economistas, la liquidez es importante para las empresas en la actual situación, pero la reducción de impuestos no es tan relevante en una situación de bajos ingresos. Sí es relevante la decisión de recortar las cuotas de autónomos o gastos fijos, cuya reducción sí tendrá un efecto importante tanto desde un punto de vista recaudatorio como en términos de liquidez empresarial. 

Campaña de la renta

Durante la comparecencia telemática, se resaltaron las pocas novedades de esta campaña de la renta, que consisten, por un lado, en el incremento de 12.643 a 14.000 euros del importe máximo de los rendimientos del trabajo, cuando se tiene más de un pagador, para no tener que declarar; y, por otro, en algunos cambios en la gestión del impuesto como tener que rellenar más datos por los propietarios de inmuebles alquilados y por los empresarios y profesionales. También se dan 60 recomendaciones para que los contribuyentes no cometan errores o puedan rebajar la cuota a pagar.

Por otro lado, en relación a las medidas tributarias aprobadas y anunciadas motivadas por la crisis sanitaria, recomiendan que se aproveche para aplazar por 6 meses las deudas tributarias correspondientes a las declaraciones a presentar hasta el próximo 30 de mayo. Podrá solicitarlo por el procedimiento extraordinario del RD-ley 7/2020, hasta 30.000 euros sin garantías siempre que su volumen de operaciones de 2019 fuese inferior a 6.010.121,04 euros.

Sociedades

Aunque no se tengan todos los datos necesarios para confeccionar de manera completa la declaración a presentar el próximo 20 de abril –si sus ventas son superiores a 600.000 euros–, aún así deberá presentarla. Lo recomendable es hacer constar en un escrito cómo y por qué se hace así. Ante una eventual regularización, si la Administración iniciara
expediente sancionador, siempre podrá recordar la inexistencia de responsabilidad por causas de fuerza mayor.

Recomiendan que las empresas no olviden disponer de liquidez suficiente en la cuenta bancaria el día 30 de abril si tiene vencimientos de aplazamientos o fraccionamientos notificados antes del 14 de marzo. Todos los vencimientos pendientes se cargarán el 30 de abril sin incremento de su cuantía. Si la notificación se produce a partir del 14 de marzo, todos los vencimientos se cargarán el 20 de mayo, sin incremento de su cuantía.

Si es un empresario en módulos, como no tiene que presentar las autoliquidaciones hasta el 20 de mayo, le conviene esperar a ver qué se acuerda en el Consejo de Ministros del día 21 –cambio de modalidad, reducción o ambas–.