27 sep 2020

Ir a contenido

por el coronavirus

La plantilla de Mercadona, con gafas de protección

La cadena eleva su cuota de mercadodurante el confinamiento, según Fintonic

Eduardo López Alonso

Un cliente pasa por caja en un Mercadona de València.

Un cliente pasa por caja en un Mercadona de València. / MIGUEL LORENZO

La plantilla de Mercadona en los supermercados empieza a llevar gafas de protección a partir de este viernes. La cadena ha actualizado las medidas de protección de los vendedores y ha decidido añadir además gafas de protección, como una vía para mantener la seguridad tanto de los trabajadores como de los clientes y evitar focos de contagio. 

Desde el lunes 23 de marzo y durante esa semana se procedió a la instalación progresiva de mamparas de metacrilato de protección/separación en la sección de cajas de todos los supermercados. También se han adoptado medidas especiales en bloques logísticos y almacenes para salvaguardar la higiene durante toda la cadena logística. Igualmente, se han reforzado los procesos de desinfección y limpieza diarios de las instalaciones con servicios externos.

También se ha procedido a la instalación en cada supermercado de gel desinfectante y papel para que los clientes puedan proceder a la limpieza del mango del carro, reforzando su higiene. Asimismo, se adopta la medida de uso obligatorio de guantes por los clientes, del mismo tipo que se utilizan en la sección de fruta y verdura, que la compañía pondrá también a su disposición en los accesos a los supermercados.

Cuota de mercado, según Fintonic

Mercadona ha elevado la cuota de mercado en el sector de la distribución alimentaria durante el estado de alarma según datos de Fintonic, hasta el 39,2% de las ventas. En concreto, la firma presidida por Juan Roig supera a Carrefour que llega al 10,4%, Lidl (6,06%); Alcampo (4,8%) y Dia, con un 4,7% del total. El gasto en alimentación es el principal desembolso de las familias en estos días. Según datos de Fintonic, el comercio 'on line' está globalmente bajando en volumen, con una caída del 17%, aunque se ha elevado la venta de libros con el confinamiento.