23 sep 2020

Ir a contenido

consecuencias del coronavirus

Bankia descarta pagar el dividendo extraordinario prometido

Goirigolzarri también pone en revisión el pago a los accionistas con cargo a los resultados del 2020

El banco anuncia moratorias de seis meses en créditos al consumo e hipotecas a afectados por la pandemia

P. Allendesalazar

El presidente del Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.  

El presidente del Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.   / Miguel Lorenzo

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha anunciado este viernes que el banco no pagará este año el dividendo extraordinario que tenía previsto abonar a sus accionistas, con lo que ha dejado en suspenso y "condicionado al efecto que pueda tener" la crisis del coronavirus su compromiso de retribuir a los propietarios con 2.500 millones de euros durante el trienio 2018-2020. También ha advertido que el pago con cargo a los resultados del presente ejercicio, que abonará a comienzos del 2021, se abordará con la "máxima prudencia", dejando claramente la puerta abierta a reducirlo respecto al anterior.

"Es la mejor forma de anticiparnos a un entorno incierto y, además, es la mejor manera de tener un gran músculo financiero para ayudar y financiar nuestra economía, a las empresas y a las familias españolas", ha argumentado durante la junta de accionista a distancia del banco. La entidad controlada por el Estado se suma, así, al Santander y CaixaBank, que en los últimos días han adoptado medidas similares respecto al dividendo para retener resultados y reforzar su capital con el objetivo de afrontar las pérdidas que les suponga la pandemia y de contar con recursos para facilitar el crédito.

El ejecutivo, en esta línea, ha argumentado que uno de los "puntos fuertes" de Bankia es su alto nivel de solvencia (13,02% al cierre del 2019) y que mantener esta ventaja competitiva "va a ser totalmente prioritario" en el entorno actual. "El capital es el mejor seguro ante cualquier tipo de imprevisto, y es lo que permite a las entidades financieras desarrollar su operativa de una forma segura", ha sostenido.

El banquero ha anunciado, asimismo, que la entidad va a ofrecer en los próximos días moratorias de capital de seis meses en los créditos al consumo de particulares y autónomos afectados por la situación generada por el coronavirus, y también alargará hasta seis meses la moratoria en las hipotecas de los particulares que cumplan los requisitos fijados por el Gobierno, que ha establecido inicialmente el retraso en los pagos en un mes.  "Nos encontramos ante una situación que está poniendo a prueba las costuras de nuestra sociedad y de nuestra convivencia, y es en estos momentos cuando todos debemos sacar lo mejor de nosotros mismos en términos de solidaridad, compromiso y responsabilidad individual", ha mantenido.