07 abr 2020

Ir a contenido

Empleo

Más de la mitad de las pymes catalanas harán un erte durante la pandemia

Un estudio de Pimec constata que tres de cada cuatro pequeñas y medianas empresas de Catalunya sufren tensiones de tesorería

Gabriel Ubieto

Una mujer con mascarilla en la Rambla vacía.

Una mujer con mascarilla en la Rambla vacía. / FERRAN NADEU

Más de la mitad de las pequeñas y medianas empresas de Catalunya han efectuado o barajan realizar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) durante la actual crisis del coronavirus. Así lo recoge un estudio efectuado por la patronal Pimec en base a una encuesta realizada entre los días 20 y 23 de marzo entre 2.000 de sus asociados. La parada productiva provocada por la actual emergencia del covid-19 ha hundido la actividad entre el tejido empresarial catalán y actualmente las pymes operan a un cuarto de su capacidad. Lo que ha obligado a las compañías a efectuar suspensiones temporales, reorganizar sus plantillas o explotar en la medida de lo posible el teletrabajo. 

El estudio de Pimec refleja que el 55,6% de las empresas encuestadas han realizado o estudian realizar un erte para suspender a sus empleados, ante la parada productiva ocasionada. No es el único mecanismo al que están recurriendo las compañías para reorganizar sus plantillas, pues el 52,3% están modificando turnos de trabajo o reubicando vacaciones entre sus empleados. Y las compañías que por su tipo de negocio pueden mantener la actividad a través del teletrabajo, en gran parte están aplicando dicha modalidad. Una salida incentivada de mútuo acuerdo desde el Govern, patronales y sindicatos y que aplican seis de cada 10 pymes que tienen dich posibilidad; que no son todas. 

Todas estas medidas, no obstante, no están siendo suficientes para evitar una avalancha de expedientes en las oficinas del Departament de Treball. Hasta la fecha, un total de 271.432 trabajadores se han visto afectados por una suspensión. Una cifra prácticamente idéntica que la suma de todos los afectados por erte en los últimos 10 años.

Falta de liquidez

Las tensiones de tesorería es una de las principales inquietudes manifestadas por las pymes encuestadas por Pimec. Tres de cada cuatro afirma tener actualmente problemas de liquidez para afrontar pagos. Una proporción que se ha disparado en las últimas dos semanas, pues en el anterior sondeo realizado por Pimec sobre el impacto del covid-19, dichas tensiones de tesorería solo afectaban a una de cada cinco pymes y autónomos. En este sentido, la patronal ha reiterado este martes en un comunicado su demanda a la Administración de una moratoria fiscal para inyectar liquidez en las tesorerías de las pymes. En especial al Gobierno central y en lo referente al IVA, del IRPF y de las cuotas a la Seguridad Social.