06 ago 2020

Ir a contenido

encuesta clave

La actividad comercial se desmorona en marzo en la zona euro

El indice de gestores de compras apunta a una caída del PIB en tasa trimestral del 2%

Un hombre camina por una calle desierta y con comercios cerrados en París.

Un hombre camina por una calle desierta y con comercios cerrados en París. / FRANÇOIS MORI (AP)

La actividad comercial de la zona euro se derrumbó en marzo cuando la pandemia de coronavirus se ha extendido por Europa y en el mundo y ha causado estragos en tiendas y restaurantes, y las oficinas han tenido que cerrar las persianas. El índice de gerentes de compras (PMI) compuesto de la zona euro, considerado un buen indicador de la salud económica, se desplomó a un mínimo histórico de 31,4 este mes desde el 51,6 de febrero, su mayor caída en un mes desde que comenzó la encuesta a mediados de 1998.

Esa lectura estuvo por debajo de todos los pronósticos en las encuesta previas que reflejaban una predicción mediana de 38,8. "La actividad comercial en toda la zona euro se derrumbó en marzo en una medida muy superior a la vista incluso en el apogeo de la crisis financiera mundial", dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit, organismo que elabora el índice. "Se han observado fuertes descensos en Francia, Alemania y en el resto de la zona del euro a medida que los gobiernos han tomado medidas cada vez más duras para contener la propagación del coronavirus".

Indicativo de la caída del PIB

"El PMI de marzo es indicativo de una caída del PIB a una tasa trimestral de alrededor del 2%, y claramente hay margen para que la recesión se intensifique aún más", dijo Williamson.

La actividad en la industria de servicios, dominante en el bloque del euro, se contrajo a la tasa más alta en la historia de más de dos décadas de la encuesta. Su PMI bajó a 28,4 desde 52,6, por debajo de todos los pronósticos en la encuesta de Reuters. Las empresas ha recurrido a la reducción de precios por primera vez en más de tres años y el optimismo cayó a un mínimo. El índice de expectativas comerciales se situó en 34,8 en comparación con el 61,3 del mes pasado.

Las fábricas se vieron menos afectadas, con el PMI manufacturero cayendo a 44,8 desde 49,2, su nivel más bajo desde julio del 2012, pero por encima de las expectativas en la encuesta. Las fábricas en el bloque de la moneda única han reducido personal, las existencias de materias primas y han completado los atrasos de trabajo a medida que la demanda disminuía. El índice de nuevos pedidos fue de 38,2 en comparación con el 49,4 del mes pasado, un mínimo de casi 11 años.