EFECTOS DEL COVID-19

Planas confirma que empiezan a moderarse las ventas en supermercados

Tras unos primeros días de acopio, se prevé que caíga el consumo de productos de alimentación

La flota pesquera podría quedar parada por las menores ventas y el cierre de hoteles y restaurantes

Frutas y verduras. 

Frutas y verduras. 

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reconocido que las ventas de supermercados e hipermercados se han moderado en los últimos días tras el constatable acopio de productos por parte de la población ante las expectativas confinamiento por el brote de coronavirus. Planas reconoció que la afluencia de público a los supermercados se redujo y que "incluso los consumidores están acudiendo a los comercios con listas de la compra". En su opinión, es previsible que las ventas se vayan reduciendo en las próximas semanas.

Hoteles y restaurantes

Globalmente, el sector de gran consumo se ha visto directamente afectado por el cierre de restaurantes y hoteles y eso se ha dejado notar especialmente en la caída de las ventas de cordero, ternera y pescado fresco. Sobre el sector pesquero, Planas ha reconocido que "existen dificultades en el cerco artesanal para el control sanitario de las capturas y las menores ventas por lo que se prevé una parada de la flota". 

Balanza comercial

En lo que respecta a la balanza comercial, Planas destacó que las importaciones de trigo siguen con normalidad y que las exportaciones de porcino con destino a Asia siguen muy elevadas.  

Datos de Nielsen

Las ventas de gran consumo durante la segunda semana de marzo (del 9 al 15 de marzo) marcaron un récord histórico, al incrementar las ventas un 71% respecto a la misma semana del año anterior, una cifra nunca vista antes desde que se tienen registros, según datos de Nielsen. Una semana marcada por las primeras medidas drásticas por la evolución del COVID-19, que empezó con el cierre de los colegios en algunas comunidades para concluir con la declaración del Estado de Alarma, lo que propició una oleada de visitas a los supermercados e hipermercados, en tanto el mercado venía creciendo de forma notable un 8% en las dos semanas anteriores (la última de febrero y la primera de marzo) para multiplicar su crecimiento por 9.

Los incrementos fueron excepcionales tanto en alimentación envasada (+77,5%) como en frescos (+51,3%), propiciado por una combinación de factores. Por un lado, el aumento en la compra de productos de despensa y de higiene y cuidado personal, tal como sucedía en las dos semanas previas, pero que ahora multiplican su crecimiento ante la perspectiva de confinamiento. Y, por otro lado, el mayor número de ocasiones de comida dentro del hogar, debido al cierre de los colegios y al teletrabajo, por lo que el consumo de comedores escolares y de fuera del hogar en el trabajo se trasladó a casa.

Noticias relacionadas

Aumentó el 335% la venta de legumbres, 259% en arroz y pasta, 146% en conservas, 145% en sopas y deshidratados y 126% en aceites. En cuidado del hogar, destacaron los crecimientos de las celulosas (+170%), limpieza de hogar (+95%) y lavado de ropa (+87%). Y en cuidado personal, los artículos de higiene corporal y de higiene femenina se incrementaron un 105% y un 114%, respectivamente; mientras que los pañales hicieron lo propio un 103%.

Asimismo, destaca el auge de las compras online entre el 9 y el 15 de marzo, en comparación con la misma semana del año anterior, ya que las ventas en este formato aumentaron un 59,1%, siguiendo la estela de las dos semanas previas cuando también creció a doble dígito.