24 sep 2020

Ir a contenido

Empresas cotizadas

'Por favor, no venga a la junta de accionistas'

Naturgy y Siemens Gamesa aplazan la cita, mientras Iberdrola o Sabadell la hacen telemática

Sara Ledo / Max Jiménez Botías

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, en la junta de accionsitas del 2017.

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, en la junta de accionsitas del 2017. / JOAN CORTADELLAS

'Por favor, no venga a la junta de accionistas'. Esa es la súplica de las cotizadas españolas a quienes el virus ha pillado en plenos preparativos para la celebración de sus asambleas anuales. En pleno confinamiento no parece el momento más adecuado para congregar a cientos de personas en una misma sala, pero las empresas tienen el imperativo legal de reunir una vez al año a sus accionistas. El Gobierno les ha propuesto vía decreto dos soluciones: retrasar las juntas hasta octubre o realizarlas de forma telemática.

Naturgy y Siemens Gamesa han sido las únicas, de momento, que han decidido aplazar sus asambleas 'sine die'. La energética debía realizar su cumbre anual el pasado 17 de marzo, en pleno confinamiento, mientras que el grupo eólico –del que, por cierto, ha salido David Mesonero, su director financiero durante una década-- tenía previsto hacerla el 26 de marzo.

Pero la mayoría de compañías han apostado por la vía virtual. La más rápida en su anuncio fue Iberdrola que un día después de que Pedro Sánchez anunciara las novedades del decreto hacía uso de él para anunciar que su junta sería 100% telemática, el día 2 de abril. También el Banc Sabadell realizará su reunión el 26 de marzo en Alicante en formato telemático. La entidad ha pedido a sus accionistas que sigan la reunión a través de la web del banco o de las aplicaciones móviles y ha ampliado el plazo para el ejercicio del derecho de información por escrito. Lo mismo que Bankia, convocada un día después (27 de marzo), y la de la inmobiliaria Neinor (1 de abril).

Caixabank apuesta por la celebración telemática en el caso de que no pueda cumplir con su propósito, hacerla presencial. El banco que preside Jordi Gual comunicó la pasada semana su intención de mantener una reunión presencial el 3 de abril, pero a medida que se acerca la convocatoria parece difícil de llevar a cabo, por lo que lo normal sería que la entidad cambiara de planes. Entonces, ya no haría falta el recinto alquilado en la Ciutat de las Arts i les Cièncias de Valencia y tendría que buscar otro emplazamiento, previsiblemente su sede.

Las grandes del Ibex-35 habían hecho un llamamiento antes del confinamiento para evitar una gran congregación de socios. BBVA Mapfre se salvaron 'in extremis' de las reglas del estado de alarma, pero es de esperar que en los próximos días muchas empresas cambien de fecha o decidan hacerla 100% virtual, entre ellas, Santander que no se ha pronunciado todavía y la celebra el 3 de abril.