30 oct 2020

Ir a contenido

Coronavirus

S&P prevé que España entrará en recesión con una caída del PIB del 1,8%

Standard & Poor's anticipa un rebote de la economía del 3,1% en el 2021 para volver después al 1,4% en el 2022

La agencia pronostica un déficit del 4,3% del PIB este año pero mantiene su nota sobre la deuda española

Rosa María Sánchez

La ministra de Economía, Nadia Calviño.

La ministra de Economía, Nadia Calviño. / David Castro

La agencia de calificación Standard and Poor's (S&P) prevé que la economía española entrará en recesión este año con una caída del PIB del 1,8 %, frente al crecimiento del 1,5 % anteriormente previsto, como consecuencia del parón de la economía por la pandemia del coronavirus y de las medidas de aislamiento adoptadas por el Gobierno para frenar los contagios.

Además, S&P estima que el déficit público se situará este año en el entorno del 4,3% del PIB (el 5% en términos de caja). Este pronóstico incluye el impacto de las medidas económicas de choque ya adoptadas por el Ejecutivo y la previsión de que se podrá ver forzado a adoptar otras nuevas por un impacto equivalente a otro 0,5% del PIB. Para el 2021 se prevé un déficit del 3,1% del PIB (el 2,5% en términos de caja).

Con todo, la agencia de calificación mantiene la nota sobre la solvencia de la deuda pública española en en un notable medio (A) con perspectiva estable. Ello es en parte porque S&P prevé que tras la recesión del 2020, en el 2021 se producirá un rebote significativo del PIB, que podría crecer más del 3,1 %, frente al 1,6 % inicialmente calculado, con lo que a pesar del impacto negativo del coronavirus el crecimiento será similar en el conjunto de los dos años. En los dos años siguientes (2022 y 2023) el creimiento podría volver a una senda del 1,4% y el 1,5%.

Standard & Poor's considera que el rebote del crecimiento en el  2021 permitirá una mejora de los ingresos y de las cuentas y además valora que los bajos precios del petróleo y de los tipos de interés permitirán a España un superávit exterior por cuenta corriente, a pesar de la caída de las exportaciones

Con todo, la agencia no pierde de vista las que, a su juicio, son las principales debilidades de la economía española, que pasan por un elevado nivel de deuda pública, el envejecimiento de la población y la dualidad de mercado de trabajo.

Reacción del Economía

Desde el punto de vista del Ministerio de Economía, la decisión de S&P de ratificar el rating de España en A con perspectiva estable, "demuestra la solidez de fondo de la economía española".

El informe reconoce que el Covid-19 va a tener un impacto en la economía española, pero resalta que el crecimiento acumulado entre 2020 y 2021 será prácticamente similar al que se registraría sin el impacto de la epidemia, según subraya el Departamento que dirige la vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Y respeto a las previsiones de recesión, el Ministerio aconseja "tomarlas con cautela".

En su nota sobre la economía española, S&P percibe que los riesgos sobre la economía española están equilibrados, pero advierte de que si el nivel de deuda pública vuelva a situarse por encima del 100% del PIB podría rebajar su calificación de la deuda pública española, con su consiguiente encarecimiento. En sentido contrario, podría mejorar su calificación si la deuda se sitúa por debajo del 80% del PIB

Bajo impacto del independentismo

El descenso del 1,8% de la economía española en el 2020 vendrá de la mano -según S&P- de una caída del consumo del 3%, de una inversión "anémica" y de una pérdida del 6,1% en las exportaciones. El alcance de los daños dependerá "de la duración de la cuarentena". 

Como en anteriores informes, la agencia de calificación anticipa que la tensión independentista en Catalunya seguirá siendo "un punto de fricción" en la política nacional. Con todo, considera que "las tensiones políticas no tienen un peso significativo en el perfil de la economía española".