efectos de la epidemia

La banca pide a los jubilados que eviten cobrar la pensión en la oficina

CaixaBank avanza el pago cinco días y organiza un sistema de cita previa con sus clientes

Sabadell, Santander y Bankia reclaman que los familiares retiren el dinero y ofrecen métodos alternativos

Una clienta realiza una gestión en una oficina bancaria.

Una clienta realiza una gestión en una oficina bancaria. / JOSEP GARCIA

Se lee en minutos

El Periódico

Las entidades financieras están buscando fórmulas para las personas que cobra una pensión a través de esas entidades y que, por lo general, no son clientes digitales de la entidad, no tengan que desplazarse a la oficina, o puedan hacerlo previa concertación de cita para cobrar la pensión a través de esas entidades. CaixaBank y Banc Sabadell han puesto en marcha un mecanismo para evitar que los clientes tengan que desplazarse a la oficina. Cabe destacar la dotación de personal de las oficinas es inferior --por lo general un 50%-- por los dispositivos de teletrabajo aplicado por las empresas a causa del coronavirus. Pero también han puesto en marcha medidas parecidas el Santader, el BBVA, Bankia y otras entidades.

La entidad que preside Jordi Gual ha decidido adelantar el cobro de la pensión de la Seguridad Social a este viernes 20 de marzo y poner en marcha un sistema especial de información y organización de citas previas para los clientes mayores de 65 años que deseen percibir su pensión, así como realizar reintegros a lo largo de los próximos días. La iniciativa estará activa desde este mismo viernes, por lo que los clientes podrán disponer de la pensión al tenerla ya ingresada.

Según ha destacado la entidad financiera, el plan de atención a los pensionistas pretende "hacer compatible ofrecer un mejor servicio y evitar colas en las oficinas para proteger la salud de este colectivo". Se trata de una medida inédita en el sector financiero español y destinada a los 1,8 millones de clientes con su pensión domiciliada en CaixaBank. La entidad tiene presencia en el 100% de las ciudades con más de 10.000 habitantes, en el 94% de aquellos municipios que superan los 5.000 habitantes, y es la única entidad financiera en 229 localidades del país. "Queremos contribuir a la protección del colectivo sénior y facilitar que la organización de los equipos de trabajo y la aplicación de las medidas de prevención del coronavirus en la red comercial sea más eficaz", ha precisado el banco.

Desde este viernes (cinco días antes de la fecha habitual de cobro de cada mes), la entidad contactará con los clientes que habitualmente reintegran su pensión en efectivo. Y les explicará las diferentes posibilidades que tienen para evitar los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios.

Contacto telefónico

Por su parte, el Banc Sabadell, que gestiona actualmente cerca de 800.000 clientes de este segmento, está contactando con ellos telefónicamente con el fin de evitar que tengan que desplazarse a las oficinas. De estos 800.000, hay más de 150.000 personas mayores de 75 años y que no disponen de canales a distancia o tarjeta.

La entidad señala que intenta buscar soluciones para que no tengan que desplazarse a las oficinas, que en estos momentos se encuentran con una dotación de personal del 50%. “Estamos contactando telefónicamente con ellos, para darles tranquilidad, y decirles que tienen la pensión ingresada como siempre y que no hace falta que se desplacen a la oficina”, indican desde la entidad financiera.

Asimismo, está sugiriendo a sus clientes que si tienen un familiar lo recomendable es que sean ellos quienes hagan el reintegro a través de los cajeros automáticos. También está disponible Instant Money, un servicio que permite enviar dinero a cualquier móvil mediante un mensaje SMS. El código incluido en el mensaje permite recoger el dinero, sin tarjeta, en cualquiera de los cajeros de la entidad. Este servicio, sin coste, es útil para resolver situaciones de urgencia. Es suficiente con tener acceso a Sabadell Móvil desde un teléfono celular puede emitir un Instant Money y recoger el efectivo en un cajero automático del banco.En el caso de que los clientes no tuvieran otra opción que acudir a la oficina,  concertará una visita individualizada para que no tengan que esperar.

El Sabadell, por otra parte, ha decidido agilizar el pago a sus proveedores para que estos no tengan problemas de liquidez. en lugar de mantener una solo fecha de pago al mes, ha decidido establecer cuatro fechas (un día por semana) para que estos proveedores puedan cobrar. 

Reforzar canales digitales

El Banco Santander está comunicando a sus clientes mayores que deleguen en sus familiares o que utilicen los cajeros para cobrar la pensión, ya que esta igualmente estará ingresada en sus cuentas corrientes. La entidad que preside Ana Botín ha cerrado la mitad de su red de oficinas y en la otra mitad de la red que se mantiene operativa un 50% abrirá solo los lunes y los jueves.

También Bankia está comunicando a sus clientes la recomendación de que no vayan a la red de oficinas y que pidan a sus familiares que puedan disponer de la paga en sus cajeros. La entidad comunicará a sus clientes de que alternativas pueden disponer.

Te puede interesar

El BBVA ha comunicado a las personas que perciben una pensión que la podrán cobrar a través del cajero, "sin comisión", a partir del 25 de este mes. También ha decidido reforzar las medidas adoptadas para que sus clientes puedan acceder de manera sencilla a los canales digitales. Desde que se decretase el estado de alarma en España por la crisis del coronavirus, la entidad ha recomendado la utilización de estos canales para limitar al máximo las visitas presenciales. Ahora, facilita a sus clientes la información necesaria para darse de alta en estos canales y poder operar al instante.

Otras entidades más pequeñas han puesto en marcha medidas parecidas. Los clientes de Ibercaja con pensión domiciliada de la Seguridad Social recibirán en sus cuentas el ingreso correspondiente de su pensión del mes de marzo el próximo miércoles, día 25. La entidad anticipa  el abono de estas prestaciones, que realizaba al final de cada mes. Esta medida se mantendrá hasta que se haya superado la situación actual.