25 nov 2020

Ir a contenido

Suspensiones de empleo

Trabajo comienza a gestionar una "abrumadora" escalada de ERTE por coronavirus

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, cifra en cerca de 500 expedientes a nivel estatal, aunque no concreta el número de trabajadores afectados

Gabriel Ubieto

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. / David Castro (El Periódico)

El Ministerio de Trabajo ha comenzado este miércoles a dar trámite a una cantidad “abrumadora” de expedientes de regulación temporal de empleo, más conocidos por sus siglas: ERTE. La ministra Yolanda Díaz ha hecho pública en la mañana de este miércoles la cifra de cerca de 500 procesos solo a nivel estatal, pues a estos cabe sumarles los registrados en cada una de las 17 comunidades autónomas. Las suspensiones de empleo se dispararon en las últimas horas, una vez las empresas conocieron ya la letra pequeña publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) sobre las nuevas medidas para agilizar dichos procesos. También para aumentar la cobertura de los trabajadores afectados. Desde el Ejecutivo no quisieron puntualizar cifras, pero el secretario general de CCOO, Unai Sordo, sí ha señalado que la estadística podría superar el millón de ocupados suspendidos; en declaraciones a TVE.

El BOE ha publicado este miércoles el segundo paquete de medidas para paliar los efectos perniciosos del coronavirus sobre la economía y con este ha descorchado el alud de ERTE que presumiblemente irá escalando entre los próximos días. “Entre lo que queda de semana y la siguiente se alcanzará el pico de trabajadores afectados”, apunta un alto cargo sindical consultado. De momento la suspensión del empleo es la fórmula predominante entre las empresas para gestionar la parálisis ocasionada por el coronavirus y el mantenimiento de la ocupación es la cláusula obligatoria que les ha impuesto el Gobierno si quieren acogerse a las medidas excepcionales habilitadas. Pues una de las disposiciones que incluye el real decreto publicado ayer es que las compañías que se acojan a un ERTE por causa de fuerza mayor deberán “mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de actividad”. "No vamos a dejar a nadie tirado, haremos todo lo que sea necesario", ha sido la consigna que ha reiterado este miércoles la ministra en una entrevista en La Sexta.

La zanahoria para que las compañías lastradas por el covid-19 opten por la suspensión de la relación laboral y no por su extinción es una bonificación del 100% en las cotizaciones a la Seguridad Social de las plantillas en el caso de empresas de menos de 50 trabajadores y del 75% en el caso de las de más de 50 trabajadores. Estas condiciones se aplicarán de manera retroactiva para todos aquellos expedientes que se hayan puesto en marcha antes de la publicación del decreto, como el de Seat de casi 15.000 personas, o los que vendrán, como el que inicio ayer Globalia, sobre casi 16.000 empleados. En Catalunya, la cifra de afectados por ERTE siguió al alza en el tercer día laborable de confinamiento y registra un acumulado de 27.651 ocupados suspendidos; según datos facilitados ayer por el Departament de Treball.

El decreto aprobado este miércoles en el BOE garantiza la prestación por desempleo a todos los trabajadores afectados por una suspensión temporal de empleo acreditada por el efecto paralizante del coronavirus, tal como ya avanzó el martes Pedro Sánchez en rueda de prensa. No obstante, la letra pequeña del texto aclara que los días que el trabajador permanezca suspendido contarán como si estuviera cotizando. También que, en los casos de fuerza mayor y con la voluntad de agilizar los trámites, el SEPE dará de baja de oficio al afectado y le tramitará automáticamente la prestación, sin que el trabajador suspendido tenga que realizar trámite alguno.