29 nov 2020

Ir a contenido

Crisis del coronavirus

Primeros 203 afectados por ERTE en Catalunya tras declararse el estado de alarma

Las empresas inician los trámites para las primeras suspensiones de empleo y desde la Generalitat asumen una escalada a partir del lunes

Gabriel Ubieto

Una cafetería cerrada, ante el decreto de la Generalitat de Catalunya debido a la pandemia del coronavirus.

Una cafetería cerrada, ante el decreto de la Generalitat de Catalunya debido a la pandemia del coronavirus. / El Periódico

El aluvión de empresas que ha recurrido a suspensiones de empleo para paliar los efectos de la crisis del coronavirus comenzó el pasado viernes, el mismo día que el presidente Pedro Sánchez declaraba el estado de alarma. Un total de 17 compañías acudieron al registro del Departament de Treball de la Generalitat para registrar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), procesos que en total afectan a 203 trabajadores, según han confirmado fuentes del Departament. Desde la 'conselleria' liderada por Chakir El Homrani trabajan sobre el escenario de que, a partir del lunes, se producirá una escalada de suspensiones de empleo entre las empresas catalanas.

El mismo día que Pedro Sánchez decretaba el estado de alarma y a última hora de la tarde el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, pedía el confinamiento de toda Catalunya; las compañías catalanas tomaban las primeras medidas para paliar el bloqueo económico provocado por el covid-19. Y acelerado por el cierre de escuelas y universidades, de cuya actividad dependen muchas compañías. La cifra de los primeros 203 afectados es el preludio de una escalada que Treball, patronales y sindicatos asumen que se disparará a partir del lunes. Es por ello que el Consell de Relacions Laborals, órgano compartido por el Govern, Foment del TreballPimecCCOO y UGT, se reunió ayer y decidió activar su comisión permanente; para seguir muy de cerca cada nuevo expediente. 

Tanto en Catalunya como en el conjunto de España son muchas las compañías y los comités de empresa que permanecen a la expectativa de las medidas que pueda aprobar este sábado el Consejo de Ministros, reunido de manera extraordinaria tras la declaración del estado de alarma. Una de reformas excepciones que esperan que surja del mismo es la agilización de los procesos de ERTE; a la que ya le instaron al Gobierno desde CEOE, CCOO y UGT el pasado jueves. A lo largo del día del viernes, vía contactos informales, según pudo confirmar este medio, los agentes sociales volvieron a insistir en la urgencia de dichas medidas. Pues tanto patronales y sindicatos ven la necesidad de, entre otros, reducir de 15 a siete días el periodo máximo de consultas para tramitar un ERTE. Ello persigue acelerar las suspensiones de empleo y evitar que las compañías recurran a medidas más traumáticas para el empleo como los despidos.