Balance del 2019

Desigual duplica los beneficios hasta los 7,5 millones de euros

La firma de moda recorta el 10% la facturación hasta 589 millones tras un proceso de ajuste de la red de tiendas

Oficinas centrales de Desigual en Barcelona con el nuevo logo de la empresa, escrito al revés. / DESIGUAL

Oficinas centrales de Desigual en Barcelona con el nuevo logo de la empresa, escrito al revés.
La tienda de bandera de Desigual en Barcelona. 

/

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Desigual cerró el 2019 con unos beneficios netos de 7,5 millones de euros, más del doble que el año anterior (3,4 millones), tras un proceso de ajustes en la compañía tanto en su política comercial como de producto. Cambios estratégicos, decisiones contundentes y objetivos ambiciosos llevaron a la firma barcelonesa de moda a ser más eficiente a costa de reducir la facturación el 10% hasta los 589 millones de euros, caída achacable según la compañía "a la reestructuración de las operaciones en Europa Occidental".

Alberto Ojinaga, director ejecutivo de Desigual, explicó que durante el 2019 se aceleró la reordenación del negocio, al tiempo que se establecieron "los fundamentos para el reposicionamiento de Desigual con una nueva imagen de marca y un diseño de colecciones más innovadoras y creativas enfocadas a alcanzar un público más joven". 

La compañía ha logrado mejorar la rentabilidad gracias a los avances en la reestructuración de la red de distribución, priorizando los negocios más rentables -canales digitales y territorios fuera de Europa Occidental-, a la par que se ha ajustado la presencia en el canal 'retail' europeo. Ya avanzó hace unas semanas Thomas Meyer, presidente y fundador de Desigual, que el renacimiento de Desigual tendría costes en términos de facturación. El 'efecto coronavirus' tendrá además consecuencias todavía difíciles de valorar, ya que Italia es un mercado relevante y las perspectivas en España anuncian problemas. 

Ventas 'on line'

Pero las cuentas y la estrategia del 2019 sí apuntan a una buena dirección, que es potenciar de manera acelerada la venta 'on line', bálsamo especialmente adecuado en momentos en los que la venta física se va a resentir. Así, Desigual continuó avanzando en el 2019 en el objetivo de lograr que, en el 2023, el 60% de las ventas se produzcan en el canal digital y en Asia, América y Europa del Este, una cifra que ya representa el 36% de la facturación de la compañía. La cifra de negocio en estas geografías representa ya el 21,3% de las ventas de Desigual. 

Desigual invirtió 22,8 millones el pasado año, buena parte en el desarrollo del negocio digital y la expansión internacional controlada. Esta cifra de inversión da continuidad a los 62 millones invertidos en el periodo 2016-2018. La firma tiene 3.700 empleados y está presente en cerca de 92 países con alrededor  de 500 tiendas.  El año pasado cerró una cuarentena de tiendas y abrió otra quincena. El ebitda, beneficio bruto de explotación, alcanzó los 55,9 millones de euros representando el 9,5% de las ventas.  

Noticias relacionadas

Desigual ha seguido apostando por el crecimiento en el canal digital. Durante el pasado 2019, el 14,2% de la facturación provino de este canal gracias a un crecimiento del 7% en Desigual.com y e-tailers en comparación con el 2018. Desigual ha redoblado su esfuerzo en el canal digital estableciendo relaciones de colaboración con los principales 'partners' digitales y fortaleciendo su propia web. El año pasado se lanzó la nueva plataforma desigual.com, centrada en la personalización, la escalabilidad, la localización y en la venta a través de móvil. El tráfico a través del móvil representa ya el 71% del total de visitas a la web.

Internacional

La firma sigue trabajando en la apertura de tiendas en Singapur, Japón y Estados Unidos –en las ciudades de Nueva York y Las Vegas–, y en nuevos mercados como India y Sudáfrica. Desigual empezó en Japón el despliegue de su nueva identidad corporativa en los mercados internacionales en el 2019, país en el que inauguró dos nuevas tiendas en Tokio y Nagoya. Más tarde llegaron distintos países de la región latinoamericana como Perú, Guatemala y México, donde Desigual cuenta con un total de 47 establecimientos en 14 países distintos.