ESTUDIO DE LA CONSULTORA KANTAR

El gasto en alimentación se dispara hasta el 180% esta semana por el coronavirus

Los consumidores incrementaron el volumen de compras tras el anuncio de medidas extraordinarias acordado por el Gobierno

El lineal del papel higiénico de un supermercado.

El lineal del papel higiénico de un supermercado.

1
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Los hogares españoles incrementaron el gasto en productos de alimentación y limpieza hasta el 180% ante el agravamiento de la situación en torno al coronavirus. La consultora Kantar asegura que en la semana del 24 de febrero al 1 de marzo se registró un incremento del 113% en el gasto en productos de gran consumo respecto del promedio semanal de los dos meses anteriores. Tras el anuncio de medidas extraordinarias acordado el pasado 10 de marzo por el Gobierno, el repunte llegó al 154%. Y el 11 de marzo, el consumo de las familias se disparó hasta el 180%.

El alza de las compras se apreció en todos los canales de distribución, destacando los canales de droguería/perfumería, 'on line' y híper/súper. En el caso de droguería y perfumería, las ventas se han incrementado hasta el 245%.

El mayor gasto se detecta en las tiendas de proximidad, que incrementaron las ventas el 190% frente al incremento del 160% de los hipermercados y supermercados. 

Según los datos de Kantar, el impacto en el comercio no se limita solo a las zonas con alerta sanitaria. En el área metropolitana de Barcelona, el gasto se incrementó hasta el 175% el pasado miércoles, el 223% en Canarias, el 194% en la Comunidad Valenciana, el 201% en la Comunidad de Madrid.

Noticias relacionadas

Antes de la activación de los protocolos extraordinarios en la Comunidad de Madrid, Vitoria y La Rioja, la mitad de los españoles se declaraba preocupado por el impacto del coronavirus en su vida cotidiana. Esta preocupación era elevada, el 29,2% de la población reconocía que estaban muy preocupados. Esta cifra ha aumentado 6 puntos más hasta el 10 de marzo.

El grupo demográfico más preocupado es el de las personas mayores de 75 años, que en una semana duplican su preocupación. Los principales cambios de hábitos observados en los consumidores españoles son una mayor preocupación por la higiene – especialmente el lavado frecuente de manos –, y un intento de reducir su actividad fuera del hogar: no frecuentar aglomeraciones, menor consumo en bares y restaurantes, evitar usar el transporte público o ir al gimnasio, entre otros.