07 abr 2020

Ir a contenido

sector inmobiliario

El sector inmobiliario alerta de la limitación del precio del alquiler

La asociaciones profesionales reclaman a la Administración que actúe para crear un parque público de vivienda

Max Jiménez Botías

Cartel de un piso de alquiler en la avenida de Madrid de Barcelona.

Cartel de un piso de alquiler en la avenida de Madrid de Barcelona. / FERRAN NADEU

Varias entidades del sector inmobiliario --la Associació de Promotors de Catalunya, la Cambra de la Propietat Urbana de BarcelonaColegio de Api y el Colegio de Administradores de Fincas Barcelona-Lleida--  alertan de que el propósito del Gobierno del Estado y también el de Catalunyade aprobar por decreto la limitación del precio del arrendamiento de la vivienda no permitirá que aquellos sectores de población más desfavorecidos o en situación de vulnerabilidad no verán aumentadas sus opciones a acceder a una vivienda de alquiler como consecuencia de la aprobación de una normativa de estas características.

En un comunicado difundido este miércoles por estas instituciones destacan que "el derecho a una vivienda digna debe ser garantizado por la administración pública con la implicación y colaboración del sector privado, pero con la aprobación de estas medidas, el sector público está trasladando al sector privado la responsabilidad de dar respuesta a la problemática de la escasez de vivienda social y adoptando medidas que se muestran contrarias a la protección que la propiedad privada recibe explícitamente en el artículo 33 de la Constitución".

Parque público

En este sentido, plantean que la inexistencia de un parque público de alquiler es responsabilidad de las administraciones públicas y no de los propietarios privados. Por lo que se debería buscar el justo equilibrio entre la protección del inquilino y la defensa legítima de los intereses de los propietarios. "Se hace indispensable adoptar medidas que actúen directamente contra el origen del aumento del precio de renta de la vivienda, que no es otro que la escasez de oferta: no hay vivienda suficiente para abastecer la demanda", señalan.

Las empresas consideran que el sector público debe adoptar "medidas que incentiven la construcción de un parque de vivienda social o de renta limitada suficiente y estable en el tiempo mediante estímulos fiscales de todo tipo (bonificaciones , subvenciones, etc.), no con medidas restrictivas de la libertad de mercado ni penalizadoras".

Apuntan, asimismo, que según datos del Incasòl, los 107.712 propietarios privados del parque de alquiler en Barcelona, ​​el 96% (103.410) poseen entre una y cinco viviendas. en este grupo se encuentra una franja importante de pequeños tenedores que "utilizan el alquiler para complementar sus ingresos o su pensión de jubilación, entre otros. Por lo tanto, la limitación del precio del alquiler no solo tendrá un impacto directo en su economía doméstica, sino que provocará que en muchos casos decidan retirar su patrimonio familiar del alquiler para pasarlo a la venta o en otras alternativas ajenas al alquiler residencial".