15 ago 2020

Ir a contenido

CRÉDITOS PARA VIVIENDA

¿Qué es el IRPH? Tres claves para entender el cuestionado índice de referencia de préstamos hipotecarios

La justicia europea sentencia que los jueces de cada país pueden anular las hipotecas con IRPH si las ven abusivas

Protesta frente a la Audiencia de Barcelona contra el índice IRPH.

Protesta frente a la Audiencia de Barcelona contra el índice IRPH. / JOSEP GARCIA

El abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, Maciej Szpunar, abrió en septiembre la puerta a que los tribunales españoles anularan los contratos hipotecarios referenciados al IRPH, al que están vinculados medio millón de hipotecas o el 10% de los créditos concedidos en España, si determinaban que las entidades bancarias no actuaron con transparencia. Este martes, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha decidido seguir su recomendación al dictaminar que el polémico índice no está excluido del ámbito de aplicación de la directiva sobre cláusulas abusivas y que puede ser controlado por la justicia española.

1. ¿Qué es el IRPH?

El IRPH (siglas de índice de referencia de préstamos hipotecarios) es un índice oficial, elaborado por el Banco de España desde hace 25 años. Dejó de publicarse en noviembre del 2013. Se calcula con la media de interés de los préstamos hipotecarios que conceden los bancos. Es el segundo índice más usado en préstamos variables para vivienda, por detrás del euríbor, que se establece según los tipos  de los préstamos entre los bancos.

2. ¿Por qué está esta referencia en los tribunales?

Las denuncias comenzaron en el 2013, cuando el euríbor empezó a bajar hasta el 0%. Por su parte, el IRPH se estabilizó en torno al 2%. Según cálculos de entidades como Asufin, el sobrecoste estaría entre los 200 y los 300 euros mensuales. Cuando las hipotecas con euríbor llegaron a más del 5% en el 2008,  se vendió como una referencia más estable, pero luego siempre ha sido una referencia más alta. 

3. ¿Cuánto puede costar a la banca un fallo negativo?

Los bancos deberían devolver entre 3.000 y 44.000 millones de euros a los afectados en caso de una sentencia desfavorable y en función de la retroactividad que se estipulara. De ahí viene ese enorme abanico. La banca ha dado a conocer su exposición a estos préstamos y tiene un saldo vivo de unos 18.000 millones de euros ligados a esta referencia, es decir que tiene créditos con esta referencia por ese importe, con más de un millón de clientes afectados.