27 nov 2020

Ir a contenido

ESCÁNDALO DEL 'DIESELGATE'

Volkswagen acuerda pagar 830 millones en Alemania para poner fin al caso del diesel

El fabricante alemán llega a un acuerdo extrajudicial para indemnizar a 460.000 clientes afectados por la manipulación ilegal de sus vehículos

Andreu Jerez

Vehículos de Volkswagen en la sede central del grupo en Wolfsburg.

Vehículos de Volkswagen en la sede central del grupo en Wolfsburg. / REUTERS / FABIAN BIMMER (Reuters)

Casi cinco años después de que estallase el escándalo bautizado como ‘Dieselgate’, la automotriz Volkswagen (VW) ha accedido a pagar indemnizaciones a más de 260.000 clientes. El fabricante de coches y la Asociación Alemana de Organizaciones de Consumidores anunciaron este viernes un acuerdo extrajudicial: los beneficiados recibirán sumas de entre 1.350 y 6.257 euros – cifras que corresponden aproximadamente al 15% del valor del vehículo –. VW desembolsará previsiblemente alrededor de 830 millones de euros para ello.

“Todo los clientes recibirán en breve la correspondiente oferta”, dijo la representante de la empresa este viernes en una rueda de prensa. Podrán acogerse al programa de indemnización aquellos consumidores que comprase una de las marcas del grupo VW – Audi, Skoda y Seat – con los motores EA-189entre los años 2008 y 2015.

Las indemnizaciones deberían compensar la pérdida de valor de aquellos vehículos de motores diesel en los queVW instaló un software que sólo se activaba cuando eran sometidos a controles de emisión de gases y pruebas medioambientales. Aquellos clientes que se acojan al acuerdo no tendrán por qué renunciar a posibles nuevas reclamaciones para recibir compresaciones por otros perjuicios, como por ejemplo la prohibición de circular em determinadas zonas, como la que ya están introduciendo autoridades locales alemanas.

MÁS DEMANDAS

El acuerdo no cubre, sin embargo, a los alrededor de 440.000 damnificados que se acogieron a la demanda colectiva después de que saliese a la luz el escándalo. Aquellos que comprasen su modelo después del 31 de diciembre de 2015 o que en el momento de la compra tuviera su residencia oficial fuera de Alemania, quedan excluidos. Se da por tanto por hecho que la empresa automotriz alemana tendrá que seguir haciendo frente a demandas y nuevas cargas económicas en Alemania.

VW ha puesto en marcha una plataforma digital y un servicio de atención telefónico para que los potenciales beneficiarios puedan consultar si se pueden acoger al programa de indemnización. Tendrán para ello hasta el próximo 20 de abril.

VW ya ha tenido que pagar 23.000 millones de dólares en multas e indemnizaciones en Estados Unidos. Tras el acuerdo anunciado este viernes en Alemania, la empresa sigue enfrentando críitcas por no haber puesto en marcha programas similares en otros países afectados. Según datos de la propia empresa, hay alrededor de 11 millones de coches afectados en todo el mundo. En España, la organización de Consumiradores y Usuarios ha iniciado una demanda en representación de 7.500 compradores que reclamana más de 22 millones de euros.