29 mar 2020

Ir a contenido

Tras el accidente

La Generalitat rechaza el ERE temporal de IQOXE sobre 107 trabajadores

El Departament de Treball considera no acreditadas las causas de "fuerza mayor", al no haber concluido todavía la investigación sobre el accidente en la petroquímica de Tarragona

Gabriel Ubieto

Incendio en la petroquímica de Tarragona, el 14 de enero.

Incendio en la petroquímica de Tarragona, el 14 de enero. / SERGI PONS

El Departament de Treball de la Generalitat de Catalunya ha rechazado el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) presentado por la empresa IQOXE, semanas después del accidente en la petroquímica de Tarragona del pasado 14 de enero. Este ERE temporal pretendía afectar a 107 trabajadores durante un periodo de un año y la empresa lo había justiticado por causas de "fuerza mayor". El departamento liderado por el 'conseller' Chakir El Homrani ha considerado, tras el informe emitido por Inspección de Trabajo, que dichas causas de fuerza mayor no quedan acreditadas, al no haber concluido todavía la investigación sobre el accidente.

La empresa, por su parte, ha expresado su rechazo ante la decisión de la Generalitat y ha avanzado que la recurrirá ante los tribunales. "IQOXE no comparte la resolución y considera que la explosión imprevista de uno de los reactores es un claro motivo de fuerza mayor", ha manifestado en un comunicado. La compañía también ha señalado que estudia medidas para registrar otro ERE temporal por otras vías.

La invocación de una "causa mayor" para justificar un ERE es el único precepto en el que actualmente la Administración tiene poder de veto o autorización para un expediente de regulación. Y Treball ha decidido ejercer dicha capacidad de veto, ya que considera que "no ha quedado acreditado el carácter imprevisible del accidente sucedido el pasado 14 de enero", que se saldó con tres muertos y varios heridos diversos.

El Departament, en base al informe de Inspección, tampoco considera acreditado el carácter paralizante de la actividad exigido para justificar un ERE. Pues, según recogió en su momento Inspección de Trabajo, "todos los trabajadores están ocupados en la actualidad en los trabajos de reactivación de la empresa". Desde Treball consideran que la empresa se "precipitó" al presentar su ajuste temporal de plantilla para la fabrica de La Canonja y las oficinas de El Prat de Llobregat.