25 oct 2020

Ir a contenido

reforma laboral

La CEOE se cierra en banda y rechaza negociar cambios en la subcontratación

Garamendi asegura que se trata de "una barrera imposible de aceptar por el bien de la economía española"

Gabriel Ubieto

El Presidente de la CEOE Antonio Garamendi, en una imagen de archivo. 

El Presidente de la CEOE Antonio Garamendi, en una imagen de archivo.  / DAVID CASTRO

La CEOE ha marcado su primera línea roja en la negociación con los sindicatos y el Gobierno para derogar o modificar la reforma laboral del PP. La subcontratación, uno de los principales ejes de la contrarreforma del Ejecutivo de coalición, no se toca. O al menos en los términos que está ahora mismo encima de la mesa. Así lo ha expresado la patronal en un comunicado este miércoles, como principal contenido aprobado por su Junta Directiva. La reacción de la organización presidida por Antonio Garamendi llega un día después de que el Consejo de Ministros aprobara, sin negociación con los agentes sociales, la supresión del despido por encadenar ausencias justificadas. 

La CEOE ha sido la primera en levantar la voz en unas Mesas de Diálogo Social en las que hasta ahora ha imperado la discreción. La organización empresarial ha querido hacer pública este miércoles su disconformidad sobre un tema troncal -la subcontratación- sobre el que ya coleaba en privado el malestar. Sin detallar el contenido, la CEOE ha manifestado que "esta propuesta, en sus actuales términos, podría aparejar graves consecuencias para el tejido empresarial y el empleo, y por ello no podemos secundarla".

Desde el Ministerio de Trabajo han optado por la prudencia y por no alimentar fuegos. "Vamos a respetar la discreción del diálogo social", han afirmado fuentes del departamento liderado por Yolanda Díaz. Los sindicatos entienden que la salida de CEOE obecede más a una estrategia negociadora y no ha una voluntad de romper con los espacios de concertación a tres bandas. "La CEOE se equivoca, pero no creo que sean capaces de levantarse de la mesa", señala el secretario de política sindical de UGT, Gonzalo Pino. Desde CCOO han declinado hacer declaraciones.

No es una reforma, es un "cambio de modelo económico"

El presidente de la CEOEAntonio Garamendi, ha dejado claro que no negociará cambios en la normativa laboral sobre la subcontratación. En declaraciones a los medios, tras asistir al pleno extraordinario de la Cámara de España, recogidas por Europa Press, el líder de la CEOE ha advertido de que en la mesa de diálogo social abierta por el Ministerio de Trabajo "no se está hablando de cambios en las normas laborales sino de un cambio de modelo económico".

Pino, de UGT, niega que el problema esté en el contenido de las negociaciones, sino que la patronal lo ve en las aritméticas parlamentarias que pueden permitir al Gobierno tirar adelante las reformas. Unas mayorías que en la anterior legislatura el PSOE no tenía aseguradas. No obstante, fuentes conocedoras de las negociaciones afirmaron que las condiciones en las que el actual Gobierno ha planteado su contrarreforma laboral son más ambiciosas para los intereses sindicales, o lesivas para los patronales, que las del preacuerdo cerrado en diciembre del 2018 entre las centrales y la ex ministra Magdalena Valerio. "Las condiciones pueden ir a más, pero nunca a menos", declara el secretario de política sindical de UGT.   

Esta mesa de diálogo social, en la que están presentes el Ministerio, los sindicatos y la patronal, tiene como objetivo modificar los aspectos más lesivos de la reforma laboral: la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, el límite de un año en la ultraactividad de los convenios y la subcontratación. Hasta ahora la CEOE había reiterado su predisposición para "hablar de todo", aunque este miércoles la subcontratación, tal como la ha planteado el Gobierno, se ha caído por su parte de la mesa de diálogo social. Desde UGT instan a que la CEOE presente su propia propuesta en dicha materia, pues afirman que hasta ahora su actitud ha sido "completamente" pasiva en las negociaciones.

"Estamos en la Unión Europea, creemos en el libre mercado, las empresas contratan a empresas y creemos que [modificar] el artículo 42 sobre la subcontratacion es una barrera imposible de aceptar por el bien de la economía española", ha dejado claro Garamendi. Por ello, Garamendi ha apuntado que "estamos dispuestos a hablar de cómo se puede mejorar el convenio sectorial, pero avisamos de antemano que del artículo 42 no vamos a hablar". El próximo viernes está prevista la próxima Mesa de Diálogo Social para abordar, entre otros, este tema.