22 feb 2020

Ir a contenido

Golpe a las importaciones

EEUU aumenta del 10% al 15% los aranceles contra Airbus pero salva los del cava y vinos de alta graduación

La Administración Trump impone gravámenes del 25% a una larga lista de productos alimenticios de España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia

El Periódico

El nuevo aumento arancelario entrará en vigor a partir del 18 de marzo.

El nuevo aumento arancelario entrará en vigor a partir del 18 de marzo. / AP

El Gobierno de Donald Trump anunció este sábado un aumento de los aranceles que EEUU impone a las importaciones del fabricante europeo de aviones Airbus, del 10% actual al 15%, según notificó la Oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR, en sus siglas en inglés). Por el contrario, ha decidido mantener el trato arancelario de otro tipo de productos que temían un incremento de las tasas. En concreto, no incrementará los aranceles al cava y los vinos de alta graduación -de más de 14º-, adelantó ACN. Pero sí mantendrá el impuesto del 25% para el aceite de oliva, el queso y la mayoría de vinos, en vigor desde el 18 de octubre. "La Oficina del Representante del Comercio Exterior ha decidido no incrementar por encima del 25% la tasa de aranceles adicionales que se aplica actualmente a los productos no aeronáuticos", informó USTR.

La Generalitat calcula que la tasa de aranceles al 25% impuesta a los productos agroalimentarios catalanes -queso, aceite y vino de baja graduación- podía tener un impacto de 26 millones de euros a las exportaciones. El sector del cárnico también vio como subían sus impuestos de entrada a EEUU, así como el del pescado y marisco, en este caso por las exportaciones de moluscos y mariscos. Trump decidió que esto no era suficiente ya finales del año pasado anunció nuevas tasas al sector agroalimentario europeo de hasta el 100% para 'recuperar' los 7.500 millones de euros avalados por la Organización Mundial del Comercio por el 'caso Airbus '. 

El nuevo aumento arancelario entrará en vigor a partir del 18 de marzo, según el comunicado de la USTR. Washington impuso en octubre los aranceles del 10% a Airbus como consecuencia del fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) a favor de EEUU por los subsidios considerados ilegales que recibió el fabricante de aviones europeo.

Los gravámenes contra Airbus forman parte de un paquete de aranceles por valor de 7.500 millones de dólares que el Gobierno de Trump impuso a países de la Unión Europea (UE) y que afectan principalmente al Reino Unido, Francia, Alemania y España. De acuerdo al fallo de la OMC, también de octubre, los cuatro países más afectados ofrecieron a Airbus financiación a un tipo de interés más bajo que los del mercado, lo que permitió a la compañía desarrollar algunos de sus modelos más recientes y avanzados.

Además de los aranceles a Airbus, EEUU impuso gravámenes del 25% a una larga lista de productos alimenticios europeos. La lista se centra en productos de España (queso fresco, aceitunas y el aceite de oliva, entre otros), pero también de Francia (vino, quesos), Alemania (café, galletas, gofres), Reino Unido (whisky, dulces) e Italia (quesos), aunque hay que añadir otros procedentes de más de una veintena de países comunitarios.

Airbus lamentó este sábado la decisión de EEUU de incrementar los aranceles a los aviones importados del fabricante aeronáutico europeo e insistió en su voluntad de poner fin con un acuerdo negociado al contencioso comercial sobre esa cuestión entre Washington y Bruselas que se arrastra desde hace 15 años. En una declaración, Airbus indica que "lamenta profundamente" que EEUU vaya a incrementar los aranceles del 10 al 15 % a los aviones importados desde la Unión Europea (UE) y mantenga los que ya aplica a bienes de otros sectores.

A su parecer, eso no solo aumenta las tensiones comerciales entre los dos bloques, sino que genera más inestabilidad para las aerolíneas estadounidenses en un momento en el que están afectadas por la crisis del 737 MAX de Boeing, que le impide entregar decenas de aparatos de ese modelo. También destaca que esas mismas aerolíneas han subrayado que al final serán ellas y sus clientes los que tendrán que pagar esos aumentos de los aranceles.

El grupo europeo tiene intención de continuar las discusiones con sus clientes en Estados Unidos e intentar mitigar, en la medida de lo posible, el efecto de esas subidas, y también de defender la idea de un arreglo concertado de las disputas transatlánticas sobre esta cuestión.

A ese respecto, manifestó su esperanza de que Washington cambie de posición, teniendo en cuenta que en mayo o en junio se espera que la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorice a la UE a imponer aranceles a Boeing.

Temas Donald Trump