28 feb 2020

Ir a contenido

Empresas

Repsol provisiona 837 millones de euros por su litigio sobre Talisman

La cantidad, que se reflejará en las cuentas de 2019, equivale a un tercio de los beneficios de la compañía en 2018

Sara Ledo

Josu Jon Imaz (izquierda) y Antoni Brufau, de Repsol.

Josu Jon Imaz (izquierda) y Antoni Brufau, de Repsol. / AGUSTÍN CATALAN

Repsol ha anunciado una provisión de 837 millones de euros tras un laudo parcial emitido por el tribunal arbitral de Singapur. Una reserva que cubre el conjunto del litigio, dividido en cinco reclamaciones, que la petrolera tiene abierto con las empresas Addax y Sinopec por la compra del 49% de Talisman UK en el año 2012.

Según ha indicado la petrolera en un hecho relevante, aunque no se conoce con certeza la cuantía de la posible indemnización (en caso de haberla), debido a que el litigio todavía tiene "un largo recorrido" y, a la vista del laudo parcial emitido, ha provisionado 837 millones de euros para el conjunto del proceso.

Una cantidad que se reflejará en las cuentas de la compañía de 2019. Hasta el 31 de septiembre, Repsol ganó 1.637 millones de euros, un 4,8% menos que un año antes. A falta de conocer los resultados del cierre de año, el impacto equivale a un tercio del beneficio neto registrado en 2018 (2.341 millones de euros).  No obstante, esta no será la única provisión del año de la compañía que, a finales de 2019, revisó la valoración de sus activos con un impacto negativo en sus resultados de 4.800 millones de euros. 

En 2015, Addax y Sinopec iniciaron un procedimiento arbitral contra Talisman, la petrolera adquirida por Repsol en 2015, relativo a la compra por las primeras en 2012 del 49% de las acciones de Talisman Energy UK Limited (TSEUK) al grupo canadiense Talisman. Addax y Sinopec reclamaban un total aproximado de 5.500 millones de dólares que correspondería a la inversión inicial de ambas en TSEUK (2012), antes de que la compañía española se hiciera con la canadiense (2015).

El tribunal arbitral emitió en 2017 un primer laudo parcial rechazando las reclamaciones de Addax y Sinopec basadas en el incumplimiento de las garantías contractuales. Entonces, además, decidió bifurcar el procedimiento en dos fases. Primero, resolvería sobre la responsabilidad y después, sobre la cuantía de las responsabilidades que, en su caso, se hubieran determinado.

Este segundo laudo aborda una de las cinco reclamaciones en cuanto a la responsabilidad. Repsol ya ha informado que está analizando las "distintas actuaciones" y prevé su impugnación ante los tribunales de Singapur. El resto de los laudos parciales se decidirán "a su debido tiempo", según ha indicado el tribunal a la compañía. Una vez que se hayan decidido todas las reclamaciones, será necesaria una nueva fase procedimental para determinar las cuantías, cuyo cronograma aún no se ha establecido. No obstante, se estima que esa última fase no se resolverá antes del primer trimestre de 2022.

Además, en 2017, Repsol comenzó otro arbitraje contra China Petroleum y TipTop reclamando una indemnización por los perjuicios que pudiera sufrir como consecuencia de cualquier decisión adversa en el arbitraje. Un procedimiento que se fundamenta en la conducta de esas empresas frente a Repsol durante los meses previos conducentes a la adquisición del grupo Talisman.