29 sep 2020

Ir a contenido

10 CLAVES

Incógnitas que deja el Mobile

La suspensión fue por una epidemia que no afecta a Barcelona

Hoteles y otros negocios ofrecen sus excedentes a bajos precios

Agustí Sala / Patricia Castán / Toni Sust

Trabajadores, durante el montaje del MWC Mobile World Congress en la Fira de Gran Via de Barcelona, el pasado día 7.

Trabajadores, durante el montaje del MWC Mobile World Congress en la Fira de Gran Via de Barcelona, el pasado día 7. / Robert Ramos

La cancelación del MWC, que debía celebrarse en Fira de Barcelona del 24 al 27 de febrero, así como el salón para 'start-ups' 4YFN y el programa para niños YoMo, deja abiertos varios interrogantes. El motivo oficial ha sido  el temor de muchas de las compañías participantes al coronavirus, aunque ni en Barcelona ni en Catalunya ha habido casos y en España han sido solo dos importados, que ya han sido dados de alta. Pero desde el sector se lanzan algunas cuestiones y se mencionan factores que podrían haber contribuido a desestabilizar el salón aprovechando el virus, como la guerra comercial entre EEUU y China que enfrenta a Washington con Huawei a propósito de las redes 5G

1. ¿Por qué se canceló el MWC 2020?

La versión oficial de la organizadora de la feria, la GSMA, una especie de patronal de productores de móviles y operadoras, es que el temor al contagio por el coronanavirus provocó una cadena de cancelaciones por parte de empresas participantes que resultó imparable. Según los organizadores, "al tratarse de un evento profesional, se necesita que confluyan compradores y vendedores". Y cuando faltan algunas de las partes se hace imposible que puedean hacerse negocios. Lo cierto es que ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni las autoridades sanitarias españolas, autonómicas o locales decretaron en ningún momento una situación de emergencia sanitaria. Más bien al contario: han reiterado que no había "motivos sanitarios que justificaran la cancelación".

2. ¿Se podía haber trasladado a otras fechas del año?

Antes y después de conocerse la cancelación, numerosos sectores, desde patronales a otros agentes sociales, reclamaron que se cambiara de fecha la feria. La GSMA admitió que esa variable se analizó pero se desechó inmediatamente porque se desconocía cuándo podía remitir la crisis del coronavirus. Además, las agendas de los miles de consejeros delegados y directivos que participan en el evento son difíciles de combinar. Hay muy pocas fechas en las que puedan conicidir todos. A su vez, Fira de Barcelona, donde se iban a celebrar el MWC y 4YFN además de un nuevo acontedimiento deniminado xSide coorganizado con el festival Sonar, tiene sus espacios llenos el resto del año. En el 2020 se celebran salones como Alimentaria o Expoquimia, que ocupan miles de metros cuadrados, además de la Smart City Expo, por poner solo unos ejemplos de muestras importantes para este año.

3. ¿Hicieron las administraciones todo lo posible?

Tanto el Gobierno central como el catalán, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fira, entre otras administraciones, han hecho un esfuerzo para mantener la unidad y la discreción en los últimos días, como no se veía hace tiempo. Todas insistieron en que no existía un motivo sanitario para cancelar la edición del Mobile World Congress y todas han mostrado su apoyo a la GSMA sin que haya habido lanzamiento de puñales ni señalamiento de culpables.

4. ¿Qué hará Barcelona para amortiguar  la anulación?

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha anunciado este viernes que el Gobierno municipal ha encargado a la empresa público-privada  Turisme de Barcelona la organización de la Barcelona Oportunity Week, una cita que sirva para tratar de llenar las habitaciones que han quedado vacías porque se cancelaron las reservas por parte de asistentes al Mobile. El objetivo de esta iniciativa es amortiguar, en la medida de lo posible,  el impacto que la cancelación de la feria tecnológica ha tenido sobre el tejido empresarial de la ciudad (hotelero, comercial y de restauración). Esta fórmula de promoción ya se había utilizado en varias ocasiones hasta el 2012. En este caso servirá para atraer nuevos viajeros o para los congresistas que ya tenían vuelo y hotel contratados y quieran mantener visita. Se promocionarán los restaurantes, alojamientos y propuestas culturales.


5. ¿Hay certámenes alternativos previstos?

Barcelona Tech City, que agrupa a más de 1.000 'start-ups' y entidades vinculadas al ecosistema tecnológico en la capital catalana, ha puesto en marcha de forma exprés un encuentro para que emprendedores e inversores puedan aprovechar las citas que ya tenían concertadas para el 4YFN. Bajo el nombre de Barcelona Tech Spirit estas jornadas tendrán lugar en las fechas en las que estaba previsto el salón de este año, del 24 al 26 de febrero. Cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat y se han ido sumando otros actores, como Foment del Treball, la Fira de Barcelona o la Cambra de Comerç. Además está previsto que se adhieran algunos de los socios empresarialesde Barcelona Tech City. La iniciativa surgió de forma espontánea por parte de emprendedores e inversores que no querían renunciar a celebrar los encuentros que tenían previstos, aunque no fuera  en el marco del 4YFN.  Según Miguel Vicente, presidente de Barcelona Tech City, esta iniciativa "demuestra la fuerza, el activismo, solidez y la solidaridad del ecosistema tecnológico de Barcelona".

6. ¿Está asegurada la edición del 2021 en Barcelona?

La GSMA dejó claro el mismo día en el que se anunció la cancelación del MWC de este año que empezaba a trabajar en la celebración del próximo ejercicio. Además de mencionarlo en el comunicado en el que anunció la cancelación, los organizadores lo reiteraron el jueves en la rueda de prensa junto con los representantes de las administraciones, que lo ratificaron y destacaron, a su vez, que «será la mejor edición» de las celebradas. Además, el contrato de los organizadores del Mobile con la Fira de Barcelona dura hasta el 2023. Tanto esta asociación  como como su principal ejecutivo, John Hoffman, han insistido en que está garantizada la celebración en Barcelona, como mínimo, hasta esa fecha. Hoffman tuvo que retierar recientemente este compromiso cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, generó polémica al ofrecer la capital de España para albergar el congreso.

7. ¿Qué hizo la GSMA para evitar la suspensión?

Desde la GSMA fueron emitiendo comunicados los primeros días en los que iban añadiendo medidas de higiene y sanitarias. Las más radicales se anunciaron tras el anuncio de la deserción de Amazon. Y consistieron en anunciar que se iba a tomar la temperatura a los asistentes y que se vetaría la entrada a todos aquellos visitantes que hubieran estado menos de 14 días antes en China (y especialmente en la provincia de Hubei, en la que está la ciudad de Wuhan, donde estalló la epidemia). Ese es el periodo de incubación que la propia Organización de la Salud (OMS) cuestionó al afirmar que habían estudios que lo alargaban. En todo caso, esta afirmación no se llegó a plasmar en una comunicación oficial. Según la GSMA, ni la puesta en marcha de todas estas medidas bastó para frenar los temores de las compañías que argumentaron en todos los casos que tomaban la decisión para proteger a sus empleados, clientes y proveedores.

8. ¿Por qué en Ámsterdam sí ha habido una feria?

Del 11 al 14 de febrero Ámsterdam ha acogido la una feria tecnológica  Integrated Systems Europe (ISE), donde sí han asistido empresas como Sony, Cisco o Intel que, curiosamente, sí cancelaron su asistencia al MWC por el temor al coronavirus, según la versión oficial. Ante esta distinción muchos han levantado la ceja y ven otras posibles explicaciones. Preguntada por este diario, la compañía Sony ha explicado que sí asistieron al ISE en la capital holandesa porque su organización depende de su rama europea, mientras que la del MWC dependía de Tokio, porque se trató de un evento más pequeño y porque se ha celebrado dos semanas antes que el de Barcelona. Además durante los preparativos, el temor al coronavirus no se había propagado tanto todavía. Por su parte, la feria holandesa, que a partir del año que viene se celebrará en Barcelona y, de hecho, varias compañías catalanas han participado este año, puso en marcha algunas precauciones higiénicas también estudiadas por el Mobile para que todo funcionase con la máxima normalidad posible. Varias empresas y clientes asiáticos también cancelaron su participación en este certamen.

9. ¿Ha influido la guerra comercial de EEUU y China?

De haberse celebrado, este habría sido el Mobile del 5G, una revolución tecnológica impulsada por grandes empresas chinas como Huawei o Xiaomi. Ambos gigantes habían dedicado muchos recursos a exponer sus mejoras en la feria, algo frustrado por su anulación. Aunque no hay confirmación oficial, la prematura cancelación de empresas estadounidenses en el Mobile puede hacer pensar en presiones de Washington para frustrar los planes de sus competidores. No sin relación, la administración Trump ha prohibido el uso del equipamiento de Huawei en sus redes y ha animado a sus aliados a hacer lo mismo. La tensión a ambos bandos del Pacífico sigue intacta. El jueves mismo, el Gobierno estadounidense acusó a Huawei del robo de secretos comerciales y aseguró que esta empresa mantiene negocios ilegales con Corea del Norte y ayuda a Irán en la vigilancia interna.

10. ¿Pagará la GSMA a los afectados?

Prácticamente dede el inicio de la rueda de prensa en la que la GSMA el jueves pasado explicó la cancelación se aferró a los motivos de "fuerza mayor". Esa es una terminología que se emplea cuando se espera que un tercero (las aseguradoras) se haga cargo de los costes de un siniestro o bien se confía en quedar libre de cargas. Las compañías que decidieron no acudir a la feria sin que esta se hubiera cancelado deben correr con los gastos en los que han incurrido, desde las cuotas que deban satisfacer hasta el montaje de estands y habitaciones de hotel reservadas. En cambio aquellas empresas que hubieran mantenido su intención de participar en el certamen y se han visto afectadas por la cancelación por parte de los organizadores tienen derecho a ser indemnizados. Solo si la organización contara con un seguro para estas contingencias y este cubriera el supuesto en caso de una epidemia o emergencia sanitaria (no ha sido el caso), podría hacerse cargo de las compensaciones. Es por estos motivos  por los que la organización del MWC insiste en la "fuerza mayor" pero, como admiten incluso los altos ejecutivos de la GSMA, en esta ocasión el motivo ha sido el miedo al virus. Y no hay póliza que cubra ese supuesto.