15 jul 2020

Ir a contenido

EL MOBILE, CANCELADO

GSMA se escuda en motivos de "fuerza mayor" para no pagar indemnizaciones

Los responsables del MWC hablan de un caso de "miedo global" y las autoridades políticas aseguran que empiezan a trabajar para que el del 2021 sea "el mejor"

Carles Planas Bou

Rueda de prensa de la GSMA e instituciones tras la cancelación del Mobile World Congress. / ZML

La que iba a ser la decimoquinta edición del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona ya es historia. Sin embargo, todas las dudas sobre su cancelación aún no han sido esclarecidas. ¿Qué coste tendrá la anulación para el erario público? ¿Se compensará a las empresas que no se habían dado de baja del congreso?

Ante esos interrogantes mayúsculos, la GSMA, la asociación organizadora de la feria de telefonía móvil más importante del mundo, compareció ayer ante los medios para alegar que la anulación se debe a motivos de «fuerza mayor», una defensa con la que intentan esquivar el pago de indemnizaciones. «Hoy es un día oscuro y muy decepcionante», explicó John Hoffman, consejero delegado de la GSMA. Entre sus argumentos, los organizadores remarcaron la preocupación y el «miedo global» por la propagación del Coronavirus.

Ese temor llevó a más de una treintena de grandes empresas internacionales como LG, Ericssen, Amazon o Deutsche Telekom a suspender su presencia en la feria. Los expositores que cancelaron su asistencia al MWC antes de su anulación deberán cargar con los costos, pues se trata de una decisión individual. Esta decisión también la tomaron compañías que forman parte del consejo de administración de GSMA como Vodafone o AT&T.

Sin embargo, el caso de las empresas que mantuvieron sus planes es otra historia más compleja. Si la organización ferial cuenta con un seguro de contingencias, las firmas podrían recurrir a esa cobertura de riesgo solo en el caso de que se haya producido una declaración de emergencia sanitaria o similar, algo que no ha ocurrido, explica a EL PERIÓDICO Josep Maria Galilea, presidente de la correduría Grupo Galilea. Así, parece servir de poco la información avanzada por el ‘Boletín Diario de Seguros’ que señala que la GSMA habría contratado a la compañía Willis Towers Watson para gestionar la póliza del evento por 120 millones de euros, pero que al hacerlo habría rechazado la oferta de incluir una cobertura especializada en proteger la feria de un eventual riesgo de pandemia.

“Estudiamos posponer la feria, pero es imposible predecir cuando terminará esta situación”, ha explicado Hoffman. Así, la GSMA ha confirmado no solo la cancelación del Mobile sino también la de sus tres ramas: el ‘Four Years From Now’ (4YFN), la plataforma para impulsar nuevas ‘start-ups’; el YoMo, dedicado a niños de entre 8 y 16 años; y el Xsidesu nueva alianza con el Sónar sobre digitalización y tecnología.

IMPACTO ECONÓMICO

Con esta “difícil decisión”, la capital catalana se quedará sin una potente inyección económica para el territorio que la misma GSMA cifró hace semanas en 492 millones de euros. “Es muy temprano para saber cuales son las consecuencias económicas de la cancelación”, ha remarcado Pau Relat, presidente del consejo de administración de la Fira de Barcelona. Sin embargo, Pimec ya ha asegurado que las pequeñas y medianas empresas catalanas dejarán de ingresar hasta 220 millones de euros por la cancelación del MWC. Por su parte, el director general de la institución ferial, Constantí Serrallonga, ha asegurado que su solvencia está “absolutamente garantizada”.

Preguntado por ese impacto, Hoffman y Mats Granryd, director general de la GSMA, han asegurado que no se aún no se han analizado los costes de la cancelación porque no se trata de una situación financiera, sino de salud.

No obstante, la fórmula argumentada por los responsables del congreso choca con los mensajes de calma lanzados por la administración pública. Tanto la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, como la delegada del gobierno español en Catalunya, Teresa Cunillera, han remarcado que “no hay ninguna situación de alarma en materia sanitaria” en el país y que los dos únicos posibles casos de Coronavirus en el territorio ya fueron descartados. “No dudamos de la capacidad de la administración, pero esto se trata de un evento global, con gente viajando de todo el mundo”, ha matizado Hoffman.

El Gremi d’Hotels también renunció a cuantificar el impacto de la anulación e indicaron que evaluarán las afectaciones. El número de habitaciones reservadas ascendía unas 28.000. El importe de algunas tendrá que ser reembolsado, pero posiblemente no en su totalidad.

Es evidente que ha habido una alarma global”, ha confesado Colau. Ese temor de las grandes empresas tecnológicas a esta epidemia vírica localizada en China es el que las llevó a cancelar su participación en el MWC. Preguntados por la prensa, los responsables de la GSMA han reiterado esa versión y han descartado que la retirada de esas compañías, algunas de las cuales participan en otra feria tecnológica en Ámsterdam, se deba a otros motivos como la guerra comercial o la presión de Washington contra el 5G chino.

Para poner una nota de optimismo en un día tan gris, las autoridades aseguraron que ahora están centradas en el futuro y que ya han empezado a trabajar «codo a codo» para que la edición del Mobile del próximo año sea «la mejor».