08 jul 2020

Ir a contenido

Telecomunicacions

El Gobierno anuncia que la subasta para el 5G se celebrará en mayo

La banda de los 700 megahercios está parcialmente ocupada por la TDT y debe ser liberada antes de junio

Sara Ledo

La ministra de Economía, Nadia Calviño.

La ministra de Economía, Nadia Calviño. / JOSÉ LUIS ROCA

La ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha anunciado la licitación de la banda de los 700 megahercios (MHz) que permitirá el despliegue de la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil, 5G, en el mes de mayo.

Calviño, que ha comparecido este jueves en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, ha asegurado que el objetivo del Gobierno es que "el proceso esté completado a finales de junio", en línea con la hoja de ruta de la Comisión Europea.

En la actualidad, la banda de los de 694-790 MHz (banda 700 MHz) del espectro radioeléctrico está parcialmente ocupada por los canales de Televisión Digital Terrestre (TDT). El pasado mes de julio se puso en marcha el denominado segundo dividendo digital que supone la liberación de esta banda a través de la resintonización de canales en algunas zonas.

Una vez se despeje la banda habrá que redistribuir las frecuencias entre los operadores de telefonía para poder lanzar la nueva tecnología 5G, un reparto que se realiza mediante subasta. El año pasado, el actual secretario de estado de telecomunicaciones --entonces director general de telecomunicaciones y tecnologías de la información--, Roberto Sánchez, aseguraba que la intención del Ejecutivo era realizar la puja lo más cerca posible en el tiempo al despliegue para que las operadoras con red  –Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil– no tuvieran que esperar (años) para desplegar el 5G, como ya ocurrió con el 4G.

En el verano de 2018, España subastó la banda de los 3,6-3,8 gigahercios y sobre esa es sobre la que Vodafone (3,7 GHz) ha iniciado la comercialización del 5G en España. Pero la banda de los 700 Mhz es la más baja y, por tanto, la que da más cobertura por antena, es decir, llega mejor a los interiores de los edificios y permite una mayor rapidez de los datos. 

A falta de conocer los pormenores de la subasta española, la polémica surgió en Europa el año pasado por los altos precios pagados por las frecuencias. Primero fue Italia, con un récord recaudatorio de 6.500 millones el año pasado (subastó la banda de 700 MHz, la de 3,7GHz y la de 26GHz), y luego Alemania, que cerró las pujas con 6.550 millones de recaudación. No obstante, el Gobierno ha asegurado en varias ocasiones que el objetivo de España no es recaudatorio sino lograr el "adecuado equilibrio" entre una "recaudación que refleje el valor del espectro y poner a disposición de los operadores los adecuados incentivos al despliegue de las redes".