10 jul 2020

Ir a contenido

La antigua Uralita se declara en concurso de acreedores por las indemnizaciones

La empresa Coemac formalizará este viernes su decisión ante un juzgado

ACN / Cerdanyol del Vallès

La fábrica de uralita en Cerdanyola del Vallès.

La fábrica de uralita en Cerdanyola del Vallès. / ANNA MAS

La empresa Coemac, la antigua Uralita, ha pedido declararse en concurso de acreedores. Fuentes de la compañía han explicado a ACN que el consejo de administración se reunión este jueves y comunicó la decisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Aseguran que Coemac se encuentra en una situación de "insolvencia" y que es incapaz de hacer frente a las indemnizaciones por los efectos que la fabricación de fibrocemento con amianto tuvo sobre vecinos y trabajadores de sus antiguas fábricas.

La previsión es que este viernes la petición se formalice delante del juzgado pertinente. La empresa remarca que el concurso solo afecta a la sociedad de cabecera del grupo y confía que no se extienda a la resta de filiales.

Los responsables de Coemac aseguran que en los últimos años han tenido que hacer frente a los procedimientos judiciales y a las indemnizaciones vinculadas al impacto que el polvo de amianto tuvo sobre la salud de vecinos y trabajadores de sus antiguas fábricas.

Operación retrasada

"Todos los beneficios y los negocios en que habíamos ido invirtiendo se han tenido que destinar a esta causa", han remarcado fuentes de la empresa. Así mismo, han señalado que esperaban que la operación para vender su negocio de fabricación de cañerías pudiera ayudarles a revertir la situación: "Desgraciadamente se está retrasando y aunque aún sigue en pie, todavía no se ha cerrado".