20 feb 2020

Ir a contenido

cuentas públicas

Un Presupuesto sin déficit y sin Govern

Las cuentas para el 20210 son las priemras desde el 2003 que deben quedar en equilibiro entre ingresos y gastos

El gasto no financiero previsto para las 'conselleries' es de 25.532 millones y los ingresos, 26.862 millones de euros

Agustí Sala Gabriel Ubieto

Torrent y Aragonès muestran el proyecto de los Presupuestos en sus móviles.

Torrent y Aragonès muestran el proyecto de los Presupuestos en sus móviles. / GERARD ARTIGAS / ACN

El Ejecutivo catalán entregó ayer sus primeras cuentas al Parlament después de prorrogar en el 2018, el 2019 y parte del 2020 las del 2017. Se trata de un proyecto para el 2020 en apariencia expansivo, con un aumento del 12,9% respecto al 2017, pero que coincide con el final del Govern, después de que el ‘president’ diera por finiquitada la legislatura, algo que ha reprochado el conjunto de la oposición.

Son unos Presupuestos que deben situarse obligatoriamente en déficit cero o equilibrio entre ingresos y gastos por primera vez desde el 2003 y que superan la etapa de recortes ya que el nivel de gasto corriente supera en 2.135 millones el del 2010, cuando comenzaron los ajustes.

Aunque la inversión subirá en unos 400 millones, hasta superar los 2.000 millones, quedará aún lejos de los niveles de los 5.000 o 6.000 millones de hace 10 años.

El ‘vicepresident’ y ‘conseller’ d’Economia, Pere Aragonès, al presentarlos en el Parlament ha admitido que la voluntad con la que se plantearon las cuentas no será la misma con la que se implementarán, pues la idea era que «el Presupuesto sea sostenible y las decisiones que tomemos puedan mantenerse en el tiempo», por lo que lo plantearon en un «escenario plurianual».

El anuncio de elecciones de Torra aborta este planteamiento, y así lo ha reconocido el propio Aragonès. Ya que estos presupuestos «ya no son del Govern, sino del país. […] El Govern que los despliegue, al menos unos meses, será el que acabe surgiendo de unas elecciones», dijo.

El proyecto, pactado en dos fases con los ‘Comuns’: uno para los ingresos y otro para los gastos, prevé una dotación para los distintos departamentos de 25.532 millones de euros (2.916 millones más que en el 2017).

Salut y Educació

En términos absolutos, el departamento que cuenta con un mayor presupuesto es el de Salut, con 9.659 millones y un aumento del 10,4% (por debajo de la media) con respecto al 2017, seguido de Educació, que ha visto aumentar su dotación un 17,2%, hasta los 5.590 millones.

El total de gastos no financieros no finalistas crecerá el 12,6%, hasta 27.512 millones. El incremento acumulado desde el 2017 (3.070 millones) ha ido esencialmente a  Educació, Territori i Treball, así como a universidades. Los ingresos no financieros, 26.862 millones, lo harán el 18,4%, más del 90% de los 4.000 millones en los que se crece desde el 2017 se deben al aumento de los anticipos a cuenta del sistema de financiación autonómica y la liquidación del 2018. Otros 172 millones corresponden a subidas de impuestos y nuevas tasas pactadas con los ‘Comuns’.

Endeudamiento

Gracias al equilibrio presupuestario se prevé que el endeudamiento, situado en 78.600 millones a 31 de diciembre,  se sitúe en el 31,4% del PIB, es decir, 1,3 puntos menos que la meta para el 2019. 

Las cuentas se han estimado para un contexto económico de desacleración con un crecimiento de la economía del 1,9% en el 2020, frente al 2,2% del año pasado. Esta ralentización se trasladará también al empleo, con la creación de 37.900 puestos de trabajo frente a los 59.300 del 2019. Está previsto que la tasa de paro baje al 9,5% frente al 10,2% del 2019. 

El Govern enfatiza que las cuentas del 2020 entán enfocadas a fomentar  «la calidad institucional y de los servicios públicos, la reducción de las desigualdades sociales, de género y territoriales, el conocimiento, innovación y dinamización económica y el horizontede  cero emisiones y residuos».