22 feb 2020

Ir a contenido

Cierre de planta

Continental frena el inicio de su ERE en Rubí, de hasta 760 despidos

La empresa alcanza un acuerdo con los sindicatos y da espacio para encontrar un comprador que garantice el futuro de la planta

Gabriel Ubieto

Un camión a la salida de la fábrica de Continental en Rubí (Vallès Occidental).

Un camión a la salida de la fábrica de Continental en Rubí (Vallès Occidental). / Anna Mas (El Periódico)

Tiempo muerto en el pulso que mantienen Continental y sus trabajadores de Rubí. La dirección del fabricante automovilístico ha retirado su amenaza de iniciar un proceso de expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a sus 760 empleados y los representantes de los trabajadores han retirado su convocatoria de huelga para este próximo viernes. Así lo han confirmado las diversas fuentes presentes en la negociación, tras la reunión mantenida este jueves en las dependencias del Departament de Treball de la Generalitat.

La mediación de la conselleria dirigida por el 'conseller' Chakir El Homrani ha sido fructifera y empresa y sindicatos han rebajado un punto la tensión de las conversaciones. El tablero tampoco se ha movido en demasía, pues Continental sigue queriendo vender su planta en Rubí y todavía no tiene, o puede anunciar, un comprador. Los 760 empleos que en ella mantiene, por lo tanto, siguen en vilo y la inquietud entre la plantilla sobre cuántos de ellos se quedarán con ese posible futuro comprador y en qué condiciones también persiste. 

No obstante, las partes han decidido dar más margen a la operación de traspaso y no contaminarla con el inicio de un ERE de extinción; que, de todas formas, no hubiera sido inmediato. Tal como la propia empresa reconoció en un comunicado el pasado martes, en el que se comprometía a mantener la actividad de la planta hasta el 31 de diciembre del 2021.