05 ago 2020

Ir a contenido

resultados

Bankinter pide al PSOE que no se deje llevar por Podemos en el Gobierno

Dancausa critica que haya ministros que quieren implantar modelos "superados en el mundo occidental"

El banco ganó 550 millones el año pasado, un 4,6% más, y mejoró sus ingresos pese a los tipos negativos

P. Allendesalazar

Maria Dolores Dancausa, Consejera Delegada de Bankinter, durante la presentación de los resultados del ejercicio 2019 

Maria Dolores Dancausa, Consejera Delegada de Bankinter, durante la presentación de los resultados del ejercicio 2019  / DAVID CASTRO

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, no suele callarse sus opiniones en público, al contrario de lo que es habitual en el mundo empresarial, y la formación del nuevo Gobierno no le ha hecho cambiar su costumbre. Sin nombrarlos directamente pero de forma inequívoca, la ejecutiva ha reclamado este jueves al PSOE que imponga su línea en el Ejecutivo y no se deje llevar por Unidas Podemos. "Hay una cierta inquietud, espero que se resuelva por el bien de todos", ha asegurado.

"En este Gobierno hay personas bien formadas y bien preparadas que se mueven bien en la UE y en entornos internacionales. Y también hay personas que tienen unos niveles de formación menos sólidos y que intentan imitar modelos de Gobiernos que ya están superados en el mundo occidental", ha advertido la banquera, en clara referencia a ministros como Nadia Calviño y José Luis Escrivá, en el primer caso, y a titulares de carteras que pertenecen a Unidas Podemos, en el segundo. 

"En esa colisión, es de suponer, dado el mundo en el que vivimos, que se impondrá el modelo europeo, se impondrá la necesidad de recuperar y proteger las instituciones y se impondrá la libertad frente el intervencionismo. Pero eso que parece lógico, yo creo que no se puede dar por obvio. Hay una lucha de modelos ideológicos, políticos y económicos -dos en el Gobierno y otro fuera- y no sabemos cuál va a determinar el rumbo del país. Lo mejor es que cuanto antes se vea que el Gobierno apuesta por un modelo europeo, con respeto a las instituciones y por políticas económicas del modelo occidental", ha reclamado.

Críticas y defensas

La banquera también ha criticado la subida del salario mínimo pactado por el Gobierno, la patronal y los sindicatos, pero ha valorado que sea limitada: "Yo me dedicaría más a implementar medidas que generen empleo antes que de subir el SMI. Pero vamos, ha sido una subida más o menos pequeña". También ha apuntado que el banco está ofreciendo a sus clientes que tienen sociedades de inversión de capital variable (sicav) llevarlas a Luxemburgo para evitar los cambios que podría aprobar el Gobierno, aunque ha apuntado que todavía no se han producido esos movimientos. Además, ha criticado que se planteen subidas de impuestos: "No me gustan si no responden a un plan claro de política fiscal, que lo que ningún Gobierno se atreve a hacer".

Por otra parte, ha asegurado que la reciente condena al principal accionista del banco, Jaime Botín, a 18 meses de cárcel y una multa de 52,4 millones por sacar de España sin permiso un cuadro de Picasso no tendrá impacto en la entidad. Asimismo, ha recordado que el banquero tiene intención de recurrir la sentencia y se ha mostrado convencida de que saldrá absuelto debido a su "inocencia, honorabilidad e integridad". En cuanto a Bankinter, ha negado que tenga intención de protagonizar ninguna fusión o compra y ha asegurado que tardará entre dos y tres años en recuperar el nivel de resultados que tiene ahora, antes de sacar a bolsa y ceder a los accionistas el 82,6% de su filial aseguradora Línea Directa.

Resultados al alza

Bankinter ganó 550,7 millones de euros el año pasado, la mayor cifra de su historia y un 4,6% más que en el 2018. El banco ha destacado que ya acumula siete años consecutivos de incremento de los resultados, con un crecimiento medio anual del 24%. Pese a los tipos negativos del Banco Central Europeo (BCE), la entidad dirigida por María Dolores Dancausa logró mejorar su margen de intereses (diferencia entre lo que cobra por el crédito y paga por los depósitos) un 8,8%, hasta los 1.191,1 millones de euros.

Los mayores costes fruto de la integración de Evo Banco (7,2%, hasta los 1.077 millones) y el aumento de las provisiones para afrontar contingencias legales, sobre todo relacionadas con las hipotecas multidivisas (38,4%, hasta los 298 millones) situaron el resultado antes de impuestos en los 741 millones de euros, el 2,8% más. El incremento final del beneficio fue mayor porque parte de las ganancias finales se deben a que compró Evo por un precio valor al contable de la entidad, lo que le generó un efecto positivo ('badwill') sobre el que no se paga impuestos.

El banco ha visto reducida su rentabilidad en 0,21 puntos, pero sigue presentando un ratio muy superior a la media de la banca española y de los más altos de la europea (13%). Su nivel de capital también ha bajado en 0,14 puntos, hasta el 11,6%, en la parte baja del sector en España. Su riesgo medido según la morosidad del crédito, con todo, es de los más bajos del sistema: el año pasado se situó en el 2,51%, tras reducirse en 0,39 puntos.  

Temas Bankinter