01 abr 2020

Ir a contenido

Turismo

El Gobierno apoya a la OMT para organizar en España el Davos del turismo

El presidente de la OMT habla de una cumbre mundial en Madrid, mientras Sánchez menciona España

Sara Ledo

Pedro Sánchez en Exceltur / FOTO: JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EFE

El Gobierno tiende la mano a la Organización Mundial del Turismo (OMT) en su intención de organizar en España el 'Davos' del Turismo, según ha avanzado el presidente Pedro Sánchez durante la inauguración del X Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur.

"Cuenta con el Gobierno de España para hacerlo realidad más pronto que tarde. Queremos ser anfitriones porque es lo que se espera de un país que defiende el multilateralismo, el dialogo y la búsqueda de soluciones conjuntas", respondió Sánchez a Zurab Pololikashvili. El secretario general de la OMT anunció el lunes en una entrevista con Expansión que su organización planea organizar en España un Foro Mundial del Turismo y adelantó su intención de ponerlo en marcha este otoño. 

Sánchez no dio detalles de dónde ni de cuándo, pero sí tendió la mano a la organización mundial para acoger tal evento. Lo que tampoco quedó muy claro es la sede. El lunes, Pololikashvili hizo hincapié en Madrid como sede, algo que volvió a repetir durante una corta intervención este martes, después de Sánchez. Sin embargo, el presidente del Gobierno se refirió a España y no a una ciudad en concreto, si bien es cierto que acto seguido a tender la mano a la OMT para acoger este evento, Sánchez hizo especial énfasis en el papel de Ifema (feria de Madrid) al acoger la Cumbre del Clima durante el pasado mes de diciembre.

En la que ha sido la primera intervención pública del presidente del Gobierno tras su investidura, Sánchez ha querido trasladar al sector turístico la apuesta del Ejecutivo por "una actividad vital" para España. "No es casual que este sea mi primer acto", dijo, frente a los principales empresarios del sector como Gabriel Escarrer, vicepresidente de Meliá, y Luis Gallego, presidente de Iberia, que minutos antes le habían reprendido por querer derogar la reforma laboral y subir el SMI. "Los 1.400 días que tenemos por delante son una oportunidad para avanzar en la política turística", aseguró.

En este sentido, Sánchez volvió a enunciar algunas de las medidas que quiere impulsar durante esta legislatura, todas ellas transversales al turismo pero también a cualquier otro sector, como avanzar en la transición ecológica de la economía con la vinculación de "turismo y sostenibilidad"; también trabajar en los desafíos digitales "para ser más competitivos" de la mano del 5G y mediante la mejora de las competencias profesionales; el impulso de la formación educativa a través de la FP con 200.000 nuevas plazas y la apuesta por el "empleo digno".

El presidente del Ejecutivo también insistió en la necesidad de conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, potenciando la presencia de "más mujeres en sitios relevantes" y utilizar el turismo para conseguir una mayor cohesión territorial ante el reto demográfico de la mano del turismo rural dando impulso a poblaciones más desconocidas y menos visitadas pero interesantes para el visitante. "El turismo fija población, vertebra territorios y constituye una oportunidad única para combatir la despoblación", dijo.

"Un líder como España no tiene miedo ante la competencia", optó por concluir Sánchez ante los empresarios, en relación a la desaceleración del sector en los últimos años por la recuperación de los turistas de países como Turquía, Túnez y Egipto que prestaron visitantes a España a raíz de la Primavera Árabe. "Tenemos una materia prima única, clima, paisaje, cultura historia... de lo que se trata es de usar esos materiales con inteligencia para liderar en turismo negocios, cultural o de eventos deportivos, siendo consecuente de que el turista de hoy es mucho más exigente", agregó.