01 abr 2020

Ir a contenido

Previsiones del Gobierno

España bate récord de turistas por séptimo año consecutivo

El Gobierno prevé rozar los 84 millones de turistas con un gasto de 92.300 millones en 2019

Reyes Maroto cree que todavía "no se ha tocado techo" y considera que hay margen para seguir creciendo

Sara Ledo

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en Vitoria este jueves.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en Vitoria este jueves. / EUROPA PRESS

Nuevo récord de turistas, el séptimo consecutivo. A falta de conocer los datos oficiales que publicará el Instituto Nacional de Estadística (INE) la primera semana de febrero, el Gobierno calcula un alza del 1,2% en la llegada de visitantes extranjeros en 2019, hasta rozar los 84 millones de turistas, y del 2,9% en el gasto. Es decir, el turismo sigue creciendo, a pesar de los fantasmas de la ralentización y los peores augurios del sector. Eso sí, se empiezan a vislumbrar algunos cambios con el incremento de llegadas de visitantes de mercados lejanos, como Asia o Estados Unidos, y la caída de mercados tradicionales, como Alemania o Reino Unido.

Este avance corresponde a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que dos días antes del comienzo de la feria turística Fitur hizo oficial lo que ya se podía intuir con las cifras de diciembre: 'habemus' una nueva marca. Según los cálculos de su departamento, en 2019 llegaron a España 83,7 millones de extranjeros y se gastaron 92.337 millones de euros.

Unas previsiones mucho más halagüeñas que las anunciadas por ella misma en el mes de noviembre, cuando preveía la llegada de 83,4 millones de turistas y y 91.879 millones de euros de gasto. Sin embargo, la "rapida" corrección de la crisis de Thomas Cook, el buen desarrollo tanto en volumen como en gasto de la Cumbre del Clima en Madrid y el nulo impacto negativo de la sentencia del procés en la llegada de turistas a Catalunya, habrían terminado por mejorar esas cifras. "El buen hacer del Gobierno desde el punto de vista de la comunicación fue un acierto. El Gobierno y las Embajadas hicimos varias ruedas de prensa en las que trasladamos información cierta sobre la situación en Catalunya y eso ha favorecido a que el turismo internacional se haya mantenido en la región", aseguró Maroto.

Con estos números, la titular de turismo no ha querido dejar de pasar la ocasión de negar la mayor frente a los "pesimistas" que dicen que el sector "ha tocado techo", en relación a los hoteleros que llevan años advirtiendo sobre una ralentización de las llegadas marcada por la incertidumbre económica, pero sobre todo por la recuperación de los países competidores como Túnez, Turquía y Egipto. Si bien es cierto que el turismo sigue creciendo, tanto en 2019 como en 2018 cuando se elevó un 1,1%, lo hace a un ritmo inferior a años anteriores (8,9% en 2017, 10,3% en 2016 y 4,9% en 2015). No obstante, Maroto sigue siendo "optimista", también de cara a 2020, porque, dice, "hay margen para crecer", aunque siempre con el foco puesto en la calidad. 

Diversificación de mercados

"España ha tenido un modelo turístico basado en el vacacional, un modelo que no doy por agotado, pero el siglo XXI nos depara un turismo en el que otros productos se abren camino", advirtió Maroto. Un cambio conceptual que, según la ministra, se está acompañando desde Turespaña con una "redefinición de las actuaciones de promoción" para llegar a un "turismo distinto y a mercados distintos" en los que España "todavía tiene poco peso".

En este sentido, Maroto anunció que el año pasado estuvo marcado por el auge de Estados Unidos y China como emisores de turistas, mientras dos de los principales mercados, Reino Unido y Alemania, habrían reducido sus llegadas.

Precisamente, la ministra justificó el cambio por el incremento de las promociones de las oficinas de turismo exterior hacia aquellos mercados a priori más desconocidos, pero también con el foco puesto hacia un "turista de calidad" en los más mercados más tradicionales. Este último fue el caso, según indicó, de los turistas británicos que decrecen en número de llegadas pero crecen en gasto. "Tenemos que llegar a un perfil de turista distinto con mayor poder adquisitivo que busca en España un turismo experiencial y no solo vacacional", concluyó. 

Temas Turismo