24 feb 2020

Ir a contenido

Previsiones 2020

Barceló apuesta por nuevas alianzas con fondos para crecer como gestor

La compañía prevé invertir 400 millones de euros en 2020 y registrar el año más rentable de su historia

Sara Ledo

Imagen del Hotel Barceló Raval de Barcelona.

Imagen del Hotel Barceló Raval de Barcelona. / JULIO CARBÓ

El grupo Barceló prevé seguir incrementando su cartera de hoteles con nuevas aperturas y buscando nuevos socios inversores con los que crecer en la gestión en un año en el que espera registrar los mejores resultados de su historia.

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa el consejero delegado para EMEA de Barceló, Raúl González, quien ha advertido que la compañía prevé en 2020 un Ebitda recurrente de más de 370 millones de euros, lo que provocaría que fuese el año con más rentabilidad de su historia, después de un 2019 en el que, a falta de los resultados definitivos, se cerrará en 350 millones de euros, una cifra similar a la del año anterior.

La hotelera invertirá este año 400 millones de euros --en 2018 la cuantía fue de 380 millones-- que se sumarán a los 1.500 invertidos en los cinco años previos en reformas y adquisiciones. En este sentido, el responsable de negocio en Europa, Oriente Próximo y Asia reiteró la apuesta del grupo por seguir creciendo como gestor a través de alianzas con fondos de inversión como Blackstone.

Blackstone es, junto al francés Covivio y al sueco Pandoz, el mayor propietario de hoteles en Europa. "Estamos también viendo si llegamos a acuerdos con Pandox", agregó Gonzalez. En la actualidad, el grupo mallorquín cuenta con un 57% de sus establecimientos bajo el régimen de gestión y la idea es seguir ampliando su presencia como operador.

La compañía utiliza modelos muy distintos según la geografía. Así, mientras en Estados Unidos el modelo principal es la gestión, en Centroamérica y Caribe priorizan los hoteles en propiedad. En EuropaOriente Próximo y África funcionan con hoteles en propiedad, alquiler y gestión, pero el 90% de los mismos pertenecen a terceras personas.

El cambio de modelo hacia gestora hotelera le ha servido, también, para entrar en nuevos mercados como Sri Lanka o Túnez  en donde echó a andar en 2019 de la mano de socios locales a través de sendas 'joint ventures'. "Estamos negociando con grandes, pequeños y con todos los que podemos para crecer", aseguró González sobre este 2020.

Barceló incorporó el año pasado 12 nuevos hoteles y 3.700 habitaciones, elevando su oferta a un total de 251 hoteles y 57.493 habitaciones en 22 países. En España, la que es la segunda compañía hotelera del país cuenta todavía con una cuota de mercado del 2%, lo que da buena muestra de lo "superfragmentado" que está el mercado todavía.

"Venimos desde hace años abogando por la concetración", advirtió González, una tendencia hacia la que se dirige el sector aunque a muy largo plazo. "Creo que con el paso del tiempo veremos especialistas de nicho, gente muy buena en algunas actividades y grandes compañías con grandes marcas. Pero el que esté en el medio lo pasará mal", agregó.

España como gran gestora vacacional

Para González "no hay ningún país o compañía que sea mejor que la industria hotelera española gestionando hoteles vacacionales en el mundo" por eso apuesta por poner eso "en valor como país y como industria". "Es  necesario potenciar España como potencia gestora vacacional mundial, deberíamos tener un centro formativo turístico excelente, pero no lo tenemos", lamentó.

A falta de los resultados provisionales, el grupo Barceló cerrará el año 2019 con unas ventas que superarán los 3.100 millones de euros, un Ebitda recurrente de 350 millones de euros y un beneficio neto consolidado de 180 millones de euros.