Ir a contenido

El Govern anuncia un incremento del 15% de la vivienda social en Catalunya

El secretario de Agenda Urbana da a conocer que 152 municipios se beneficiarán de la medida

Max Jiménez Botías

Edificio ocupado por la PAH en La Bordeta.

Edificio ocupado por la PAH en La Bordeta. / RICARD CUGAT

La Generalitat se propone incrementar la vivienda social en Catalunya en un 15%, tal como establece el Pla Territorial Sectorial de l'Habitatge --cuyo objetivo es mejorar el acceso a la vivienda de los nuevos hogares formados en Catalunya--, a través del decreto-ley  de medidas urgentes para mejorar el acceso a la vivienda aprobado en diciembre, según ha anunciado este miércoles el secretario de Agenda Urbana i Territori de la Generalitat, Agustí Serra. "Solo el 2% de las viviendas de Catalunya forman parte del mercado de viviendas asequibles. El decreto ley que la Generalitat ha puesto en marcha en materia de vivienda es ambicioso, nuevo y consensuado, y busca ampliar la oferta para facilitar el acceso a la vivienda por parte de aquellos que están en una situación económicamente más vulnerable. Es por ello que queremos aumentar un 15% la oferta de alquiler social en los 152 municipios principales de Catalunya, los cuales aglutinan el 80% de la población catalana”.  ha afirmado Agustí Serra, durante su participación en el foro inmobiliario Inmoscopia, que se desarrolla en el auditorio de CaixaFòrum. Serra ha insistido en que hay  “favorecer el alquiler social e incrementar el suelo disponible, dando uso a los solares vacíos para vivienda social”.

Serra, por otra parte, ha explicado que el Govern trabaja  con la idea de implementar del índice de precios de referencia en el sector del alquiler para lograr la moderación de precios y en  el ofrecimiento de ayudas en aquellos casos que estén por debajo del índice. “Estas medidas serán la hoja de ruta que inspire la políticas de vivienda que se apliquen en Catalunya durante los siguientes 15 años”, ha destacado Serra

Reformar el parque

Por otra parte, el secretario de Agenda Urbana ha subrayado que el 65% de viviendas en Ctalunya ha sido construidas antes del 1980, por lo que una parte importante del parque residencial necesita ser reformado. “En nuestro país invertimos 700 euros anuales por habitante para reformar nuestro hogares, mientras que la media europea supera los 1.000 euros anuales”, ha indicado. En este sentido, en 2018 la Generalitat impulsó subvenciones por valor de 34 millones de euros repartidos en casi 20.000 ayudas para recuperar y rehabilitar edificios y para poner en marcha ayudas a las comunidades de propietarios.

En el mismo acto, el  presidente de la Associació de Promotors de Catalunya (APCE), Lluís Marsà, ha alertado de que el nuevo decreto de vivienda aprobado por el Govern "dificultará" la promoción y crea inseguridad jurídica, en línea con la medida del Ayuntamiento de Barcelona que obliga a destinar el 30% de las nuevas promociones a vivienda social. Marsà ha expuesto de que el inicio de viviendas en Catalunya disminuyó un 4,6% hasta el tercer trimestre deL 2019 y que, en la ciudad de Barcelona, la caída fue del 55%.

Además de generar inseguridad jurídica, a su parecer, el presidente de APCE ha subrayado que el decreto del Govern, aprobado a finales de diciembre, tendrá "consecuencias muy graves" para las empresas que quieran actuar en el mercado de la capital catalana y sus alrededores.