25 oct 2020

Ir a contenido

POLÍTICA EMPRESARIAL

Catalunya suma ya 1.500 start-ups, el 38% más que hace tres años

El Govern se propone elevar el ecosistema emprendedor hasta las 4.000 firmas en 10 años

Eduardo López Alonso

Àngels Chacón y Joan Romero. 

Àngels Chacón y Joan Romero. 

Barcelona está consolidando su posición en el ecosistema emprendedor mundial. La Conselleria de Empresa ha identificado un total de 1.500 start-ups activas en Catalunya, lo que supone un 38% más que hace solo tres años. Este entorno de empresas innovadoras a la búsqueda de financiación da trabajo ya a 16.900 trabajadores y se ha convertido en una de la claves para la atracción de inversiones extranjeras de mayor calado.

La 'consellera' de Empresa i Coneixement de la Generalitat, Àngels Chacón, y el consejero delegado de Acció, Joan Romero, señalaron este miércoles como objetivo del Govern alcanzar las 4.000 'start-ups' en el 2030, 400 de ellas con una capitalización de un millón de dólares  y 15 unicornios --start-ups que alcanzan el valor de 1.000 millones de dólares--. Actualmente solo tres start-ups catalanas han alcanzado la categoría de unicornio (Edreams, Glovo y Letgo).

El Govern prevén destinar 20 millones de euros hasta el 2022 a impulsar el ecosistema de empresas emergentes, ante la constatación de que "son la clave para atraer talento internacional e inversiones extranjeras", según afirmó Chacón. En su opinión, "los costes salariales ya no determinan la competitividad de un país, y sí lo hace el talento". En el marco de ese apoyo al emprendimiento, Chacón anunció el objetivo de fomentar las relaciones empresariales con EEUU con la apertura de una nueva oficina de Acció en Austin (Texas) este mismo 2020. Acció ya cuenta con oficinas en Silicon Valley, Miami, Nueva York y Washington. Acció dispone de 40 oficinas en el exterior.

El fin último de este trato preferente a las 'start-ups' es consolidar a Barcelona y Catalunya como el primer 'hub' emprendedor del sur de Europa. Sobre la posibilidad de emprender acciones conjuntas a nivel español, Chacón reconoció que en estos momento Madrid es más un competidor que un aliado en la captación de inversiones pero que conviene que los emprendedores intercambien conocimiento a nivel global. En cualquier caso, el auge de Barcelona como polo de atracción de nuevas empresas tecnológicas se circunscribe al área metropolitana, que concentra la sede de dos de cada tres 'start-ups' en Catalunya. 

Sobre el grado de salud de las nuevas empresas tecnológicas instaladas en Catalunya el mejor indicador es el de la financiación. Según el informe "tres de cada cuatro empresas emergentes catalanas consiguen financiación y el 20% de ellas han conseguido rondas de inversión superiores al millón de euros". De esta manera, Barcelona se ha situado como el quinto 'hub' europeo con 2.748 millones de euros de inversión, por detrás de Londres, Berlín, París y Estocolmo, y por delante de Múnich y Ámsterdam. Sin embargo, Romero aseguró que Barcelona se sitúa en tercer lugar europeo de los emprendedores internacionales. Casi el 40% de los emprendedores actuales ya tienen experiencia en proyectos empresariales anteriores. 

"Hoy en día lo que nos diferencia de cara a la captación de inversiones extranjeras es este ecosistema de 'start-ups'. Nos permite también posicionarnos a nivel global en esta nueva economía del conocimiento", ha subrayado Chacón.

El 64% de las empresas emergentes catalanas trabajan en tecnologías vinculadas a la industria 4.0, sobre todo en los campos del 'cloud computing', el 'big data', el Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial (IA) y los sistemas integrados. El 40% de todas ellas tienen están relacionadas con la actividad comercial. Un 19% de los trabajadores del ecosistema son extranjeros y un 15% de los fundadores también provienen de otros países.

Romero ha destacado la participación femenina en el sector, que tiene presencia en un 22% de los equipos fundadores: "Estamos muy por encima de otras economías, cuando la media europea es del 17%".