26 sep 2020

Ir a contenido

Un nuevo tiempo político

Sánchez negociará con Bruselas más margen de gasto "cuanto antes"

El presidente espera lograr un objetivo de déficit más suave para el Presupuesto

El Consejo de Ministros se estrena con la subida de las pensiones del 0,9%

Rosa María Sánchez

Pedro Sánchez comparece tras el primer Consejo de Ministros de la legislatura. / FOTO: DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó este martes que el Ejecutivo renegociará «cuanto antes» con la Comisión Europea un nuevo objetivo de déficit para este año. Este es el paso previo antes de presentar el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2020 con el que empezar a hacer rodar los compromisos de mayor gasto social y transición ecológica pactados con Unidas Podemos.

El Gobierno espera haber cerrado el 2019 con un déficit público del 2% del PIB (tal vez algo superior). La actual senda de déficit público (aprobada por el Senado en el 2017) impone un objetivo del 0,5% para el 2020. Pasar del 2% al 0,5% implicaría un ajuste fortísimo para las administraciones públicas (Estado, autonomías y ayuntamientos).  

La ministra de Economía, Nadia Calviño, intentó en el 2018 renegociar con Bruselas la senda de déficit, elevando al 1,1% del PIB el objetivo del 2020, pero la mayoría absoluta del PP en el Senado lo tumbó.

Ahora, el nuevo Gobierno quiere más oxígeno y considera que el momento es propicio. «Las circunstancias económicas y políticas han cambiado, también ha cambiado la composición de la Comisión Europea, ha cambiado el comisario de económico y es una negociación que emprenderemos cuanto antes», dijo Sánchez.

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, expresó su recelo. «En un momento muy delicado de la economía española» lo que se necesita es «seriedad, sensatez y huir de las políticas populistas, del sanchismo y de Podemos», dijo.

Subida de las pensiones

De momento, el nuevo Consejo de Ministros presidido por Pedro Sánchez se estrenó este martes con la aprobación de la subida de las pensiones del 0,9% a la que se había comprometido el líder socialista. La subida se aplicará en la nómina de febrero aunque con efectos desde el 1 de enero.

Esta es la esperada medida estrella que el presidente Sánchez se había reservado para el primer Consejo de Ministros. La decisión afecta a 11,1 millones de pensiones públicas con un coste aproximado de 1.406 millones de euros. En la práctica,la pensión media tendrá una subida de unos 10 euros.

Tras la revalorización, la más común de las pensiones mínimas, la pensión de jubilación para mayores de 65 años, con cónyuge a cargo, alcanza los 843,40 euros al mes, distribuido en 14 pagas (11.807,60 anuales).

Además, la pensión máxima para 2020 se sitúa en 2.683,34 euros al mes, 37.566,76 euros anuales.

En cuanto a la pensión del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) alcanza tras la revalorización los 437,7 euros mensuales, en el caso de pensiones no concurrentes (6.127,80 euros/año).

En el caso de las no contributivas, la cifra para 2020 queda fijada en 395,6 euros al mes (5.538,40 euros al año). 

El real decreto ley incluye la garantía de que si la inflación en el 2020 supera la subida del 0,9%, los pensionistas serán compensados por la pérdida de poder adquisitivo con una paga en la primera parte del 2021.

La norma aprobada por el Consejo de Ministros –que debe ser convalidada por el Parlamento– no deroga aún el factor de revalorización del 0,25% heredado de Mariano Rajoy. «Simplemente lo orillamos, no lo aplicamos, a la espera de que lleguemos a un nuevo acuerdo en el Pacto de Toledo», dijo Sánchez. El presidente hizo referencia al compromiso de trabajar «desde el consenso» político y social para la reforma el sistema de pensiones, con el objetivo de adoptar «medidas justas y equilibradas que permitan mejorar la protección de los jubilados» así como «cumplir los compromisos de estabilidad presupuestaria con la UE».

Paso a paso

La revalorización de las pensiones fue la única medida económica aprobada por el primer Consejo de Ministros. Sánchez evitó poner fecha a otros compromisos urgentes, como la subida del 2% en el sueldo de los funcionarios, la fijación del nuevo salario mínimo interprofesional (SMI), la aprobación del nuevo proyecto de Presupuestos del Estado para el 2020 o la derogación del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores  que permite el despido por acumulación de bajas médicas justificadas. «Paso a paso», repitió en varias ocasiones, apelando a la expectativa de 1.400 días y 200 semanas de la nueva legislatura.

El acuerdo de coalición entre PSOE y Unidad Podemos incluye elevar el SMI al 60% del salario medio a lo largo de la legislatura Sánchez dijo que «el Gobierno activará los mecanismos de diálogo social para avanzar en este compromiso», pero no desveló cuál será la propuesta del Gobierno para este año (después del incremento del 22,6%, hasta 900 euros, aplicado en el 2019), ni cuándo lo hará.

Algunas de estas medidas podrían formar parte de la agenda del Consejo de Ministros programada para el viernes. Este tendrá carácter extraordinario pues, a partir de ahora, los consejos se celebrarán los martes.