06 abr 2020

Ir a contenido

El aeropuerto de Barcelona batió su récord de pasajeros en el 2019

Los 52,6 millones de visitantes registrados mantienen a la infraestructura barcelonesa en el segundo lugar de la red de Aena

Max Jiménez Botías

Instalaciones del aeropuerto barcelonés de El Prat.

Instalaciones del aeropuerto barcelonés de El Prat. / ALBERT BERTRAN

El Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat ha registrado un nuevo récord de pasajeros en el 2019, con 52,6 millones de visitantes, cifra que representa un incremento del 5% respecto al año anterior. El número de viajeros de vuelos internacionales aumentó un 5,4%, con un total de 38,6 millones de usuarios, mientras que el pasaje interno subió un 4,2%, hasta los 14 millones de pasajeros. En cuanto al número de operaciones, el año pasado tuvieron lugar 344.558 movimientos de aeronaves, es decir, un 2,7% más que en 2018. Los vuelos internacionales se incrementaron un 2,9%, con 246.520 despegues y aterrizajes, mientras que los vuelos estatales, con 95.376 operaciones, lo hicieron en un 2,1%, según datos de Aena.

Las grandes cifras del aeropuerto barcelonés está estrechamente relacionadas con la actividad del grupo IAG (Vueling, Iberia, Air Europa, British Airways y Aer Lingus), así como con las aerolíneas 'low cost'. El grupo que ahora dirige Luis Gallego concentró más de la mitad del movimiento de pasajeros durante el pasado año, con 24,2 millones de visitantes. Asimismo, las compañías de bajo coste, incluyendo a Vueling, pero también Ryanair, Easyjet y Norwegian, sumaron más de 30 millones de pasajeros. En su mayor parte transportaron viajeros internacionales, pero de dentro de Europa, mientras que los vuelos intercontinentales, aunque al alza, continúa por debajo del tráfico de medio rango. No obstante, la directora del aeropuerto, Sonia Corrochano, ha destacado esta faceta, ya que el crecimiento de pasajeros intercontinentales: 6.270.578, representó un 14,5% más que en el 2018. Durante el 2019, se registraron 32.881 operaciones intercontinentales, lo que supone un incremento del 12,8% respecto al año anterior.

Compromiso institucional

"El crecimiento del tráfico intercontinental es fruto del compromiso con el desarrollo del aeropuerto de todas las instituciones del país. El trabajo llevado a cabo por Generalitat, Ayuntamiento, Cámara de Comercio y Aena, a través del Comitè de Desenvolupament de Rutes Aèries de Barcelona asegura el atractivo de la ciudad como destino para las aerolíneas", ha comentado Corrochano.

Pese al esfuerzo realizado en las rutas de largo radio, la primera compañía del aeropuerto barcelonés fue Vueling, con 20,3 pasajeros transportados en el 2019. La primera aerolínea, de largo, de la infraestructura barcelonesa, responde a los dos parámetros que definen El Prat, vuelos internacionales de medio rango servidos por compañías denominadas de bajo coste, pero con esas característica se mantiene como una de las primeras infraestructuras aéras de Europa. "El nuevo récord de pasajeros del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat nos consolida como referencia mundial y principal aeropuerto del Mediterráneo", destacó la directora del aeropuerto.

La red de Aena

De hecho, los aeropuertos de la red de Aena cerraron el pasado ejercicio con más de 275,2 millones de pasajeros, lo que supone un 4,4% más que en el año anterior y una cifra con la que bate su récord, tras registrar un total de 2,36 millones de movimientos de aeronaves, un 2,6% más.

Del total de pasajeros registrados durante el pasado año, 188,8 millones realizaron vuelos internacionales (3,5% más) y 85,5 millones fueron vuelos nacionales (6,4%), según los datos publicados este lunes por Aena correspondientes al año completo. De los casi 275,2 millones de pasajeros, 274,4 millones correspondieron a operaciones comerciales (+4,4%).

Último mes del año

En el último mes del año, se contabilizaron 18,2 millones de pasajeros en los aeropuertos de Aena, un 3,7% más, y más de 162.940 operaciones, un 8,5% más. En cuanto al tráfico de carga, superó las 95.211 toneladas, un 13,6% más.

Durante 2019, el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas fue la instalación que mayor tráfico de pasajeros registró de toda la red, con casi 61,7 millones de viajeros, un 6,6% más que en 2018. La presencia del grupo IAG en el primer aeropuerto español es igualmente abrumadora. Las compañías que lo componen sumaron 28,6 millones de pasajeros en el 2019. Y, además de Iberia, que con su filial Iberia Express movió a 1.6 millones de pasajeros, destaca la presencia de Air Europa, aerolínea que ha sido absorbida por el grupo internacional durante el pasado ejercicio, y que transportó 10 millones de pasajeros desde el aeropuerto madrileño.

De toda la red, integrada por 46 aeropuertos y dos helipuertos, solo ocho instalaciones cerraron 2018 con caídas de viajeros: Gran Canaria (2,3%), Lanzarote (0,5%), Fuerteventura (7,9%), Girona (4,4%), Jerez de la Frontera (1,2%), Vigo (10,4%), Zaragoza (4,4%) y Valladolid -1,5%).