20 feb 2020

Ir a contenido

reacciones a la investidura

Las patronales tienden la mano al nuevo Gobierno

Los sindicatos reclaman la inmediata subida del salario mínimo y la revalorización de las pensiones

Agustí Sala

Imagen de los cuatro nuevos vicepresidentes de la CEOE nombrados por el presidente, Antonio Garamendi.

Imagen de los cuatro nuevos vicepresidentes de la CEOE nombrados por el presidente, Antonio Garamendi. / CEOE (Cedida)

Buenas intenciones. Las patronales, muy críticas la semana pasada con las subidas fiscales previstas a las rentas altas y un tipo fijo en el impuesto de sociedades, han acogido, en general, con intención de colaborar la investidura de Pedro Sánchez como presidente y la consiguiente formación de Gobierno tras meses de inestabilidad. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha felicitado a Sñánchez por teléfono y al nuevo Ejecutivo y tendido la mano a través de twitter.

En tono cordial, la organización recuerda en un comunicaso junto con Cepyme que los empresarios ofrecen su total disposición para colaborar "en la tarea de conseguir lo mejor para nuestro país". Y eso cobra importancia "especialmente en una etapa en la que la interlocución con las instituciones, en el marco del diálogo social, será tan importante y necesaria".

En una línea similar, la patronal catalana Foment del Treball, presidida por Josep Sánchez Llibre, ha pedido un Gobierno "estable y moderado" que trabaje de forma inmediata en una agenda económica y social que dé respuesta a todos los requerimientos para seguir haciendo reformas para apoyar a la economía productiva del Estado.

Máximo consenso

A su vez ha pedido al nuevo Ejecutivo que busque acuerdos y el máximo consenso de los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados para afrontar los retos económicos, sociales y políticos del país, según un comunicado. A juicio de esta organización empresarialna "es necesario preservar el clima de confianza para emprender. El diálogo y la concertación social con patronales y sindicatos contribuirán a un crecimiento económico más inclusivo y a un sistema productivo más eficiente e innovador".

La organización patronal ha aplaudido que se reconozca el conflicto político entre Catalunya y el resto del Estado, ya que sería un buen punto de partida para trabajar desde el diálogo y la lealtad mutua el conflicto territorial en España, "que desestabiliza, perjudica y amenaza al conjunto del país con el bloqueo institucional".

Pimec, por su parte, se felicita por la investidura y ha pide "gobernabilidad y estabilidad política", así como aprobar los presupuestos generales del Estado.

Pymes y autónomos

En un comunicado, la patronal catalana de pymes afirma que espera la formación "inminente" de un Gobierno "estable" y que se tengan "más en cuenta a las pymes y al colectivo de autónomos".

A su vez reclama un régimen sancionador contra la morosidad, una fiscalidad adaptada para las pymesun plan para fortalecer el tejido industrial, medidas para proteger la figura del autónomo, una revisión de la financiación autonómica o mejorar la inversión pública en infraestructuras clave para Catalunya. La entidad ha querido reconocer la "responsabilidad política" de los grupos que ha facilitado la investidura frente a la situación de "bloqueo" que sufría el país.

Por su parte, la patronal vallesana Cecot, integrada en Foment, incide en la mejora de la financiación autonómica y que se afroten el déficit de infraestrucutras que padece Catalunya. A su vez espera la implantación de medidas que vayan en la línea de "mejorar la competitividad de las empresas catalanas".

Reforma laboral

Los sindicatos, por su parte, reclaman al nuevo Ejecutivo que acometa con celeridad la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) así como la revalorización de las pensiones. A juicio de las centrales UGT y CCOO una de las prioridades ha de ser combatir la precariedad laboral, así como afrontar "una reforma fiscal más justa".

En declaraciones a EFE, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha reclamado al Gobierno que trabaje para "reducir la desigualdad, la precariedad", un camino en el que CCOO "está llamado a intervenir" a través del diálogo social, que en su opinión va a jugar un papel "determinante".

También UGT reclama en un comunicado al nuevo Gobierno que fortalezca el Estado del bienestar, apueste por la recuperación económica y recupere el "equilibrio" en las relaciones laborales, con subida de los salarios más bajos y la revalorización de las pensiones conforme a la inflación.

Asimismo, ha considerado fundamental derogar la reforma laboral de 2012 antes de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, y ha abogado por una reforma fiscal integral "más justa y equitativa" y un sistema de protección social fuerte.